En la cubierta del hotel Mercer se ha hecho una piscina
En la cubierta del hotel Mercer se ha hecho una piscina - ABC

Urbanismo exige al hotel Mercer que recupere la cubierta original

La Junta de Andalucía abre expediente sancionador al establecimiento por obras sin autorización y afección del patrimonio

SEVILLAActualizado:

El hotel de cinco estrellas gran lujo Mercer, del empresario Pedro Molina y ubicado en la calle Castelar 26, se ha encontrado con serias dificultades cuatro meses después de inaugurarse con sólo doce habitaciones. La Junta de Andalucía le ha abierto un expediente sancionador por presunta afección al patrimonio a raíz de un informe evacuado por la Comisión Provincial de Patrimonio, que entiende que se realizaron obras sin autorización y se apartaron elementos protegidos. Por otra parte, la Gerencia Municipal de Urbanismo le exige la reposición de la cubierta original del edificio de tres plantas, cuya eliminación permitió construir más habitaciones y una terraza superior con piscina.

El promotor dice que las obras se han ejecutado conforme al proyecto de Antonio Cruz y Ortiz, mientras que fuentes próximas a los arquitectos afirman que éstos «dejaron la dirección de obras hace un año por desavenencias con la propiedad y sus decisiones, por lo que no serían responsables de las irregularidades detectadas». El expediente sancionador, que puede resolverse con una multa de 100.000 euros para el promotor, tiene una vigencia de cinco años.

En cuanto a Urbanismo, el 15 febrero de 2012 le dio licencia de rehabilitación mediante reforma parcial de edificio tres plantas castillete y sótano en la crujía del fondo de la parcela para destinarlo a uso terciario, hotel, en calle Castelar nº 26. El 16 de julio de 2015 el promotor presentó reformado del proyecto con la licencia concedida, consistiendo las obras proyectadas en la ejecución de un sótano para instalaciones incluyendo una galería, montacargas y escalera.

Modificaciones no contempladas en proyecto

Urbanismo afirma que el 11 de abril de 2016 inspeccionó la obra para comprobar la concordancia de las obras que se vienen ejecutando al reformado presentado, «detectándose modificaciones no contempladas en proyecto, lo cual se pone en conocimiento del promotor».

Por otra parte, la Comisión Provincial de Patrimonio Histórico de la Junta ha pedido a Urbanismo la aclaración de diferentes intervenciones, emitiendo el Ayuntamiento un informe técnico, que se centra fundamentalmente en el estado actual de las obras en su ajuste al modificado presentado y a la evaluación de la edificabilidad. El Ayuntamiento dará traslado inmediatamente del informe a la Comisión Provincial de Patrimonio, aunque informa que «en conversaciones mantenidas con la promotora, se les ha instado a la recuperación de la cubierta original, con la eliminación de las terrazas de la planta superior, para desbloquear la licencia del reformado referido».