Jesús Quintero en su teatro
Jesús Quintero en su teatro - ABC
Al borde de la ruina

Ultimátum del juez a Jesús Quintero para que pague sus deudas

El periodista, muy afectado, debe abonar más de 500.000 euros del alquiler del teatro para evitar el lanzamiento; «Sabe que tendrá que irse si no le dan la razón», dice su abogado

SEVILLAActualizado:

La Justicia sigue pisando los talones a Jesús Quintero por sus deudas con los dueños del Teatro de la calle Cuna de Sevilla que lleva su nombre y cuyo alquiler lleva años sin pagar y le ha valido el desahucio. El juzgado de primera instancia de Sevilla que tramita el procedimiento de desahucio contra el conocido periodista, le ha dado un ultimátum para que pague la deuda que tiene con los propietarios del local en un plazo de cinco días que podría expirar mañana mismo.

En una resolución firmada el pasado día 7 de noviembre a la que ha tenido acceso ABC, el juzgado concede a Quintero «un plazo de cinco días» para que consigne «la cantidad por rentas vencidas», es decir la cuantía de la deuda de los alquileres que no ha pagado y que según el propio juzgado era superior a 500.000 euros. Se trata de un plazo que, según los cálculos del abogado, expira este miércoles a las 3 de la tarde.

La diligencia judicial llega después de que se admitiera parcialmente la demanda de la propietaria del teatro que gestiona Quintero, Inversiones Frois Lissen S.L.U contra la entidad Teatro Quintero y consideraba que había lugar al desahucio ya que el periodista, también conocido como «el loco de la colina», debía 427.000 euros por varios años de impagos del alquiler de la sala de espectáculos.

Esta resolución supone un paso más ya que, según el abogado que llevó el procedimiento en nombre de los propietarios del inmueble, Jorge Díaz del Río, el pago de las rentas que debía (que hoy suman más de 500.000 euros) es un requisito necesario para que el juzgado acepte tramitar el recurso que interpuso el abogado del periodista. «El plazo expira hoy a las tres de la tarde. Si no paga el recurso será rechazado y la sentencia será firme» ha recalcado el letrado Díaz del Río. «Transcurrido ese plazo, se denegará la interposición del recurso y quedará firme la sentencia apelada», dice el juzgado.

Eso significará que los propietarios del local podrán pedir al juzgado de primera instancia que ejecute el lanzamiento del local. Y que Quintero tenga que abandonar definitivamente el teatro de la calle Cuna que hoy por hoy sigue aún abierto y que, de momento, tiene programación de espectáculos para los próximos días ya que este mes está prevista la representación de la comedia «Qué importan los años».

En cualquier caso Quintero presentará recurso de reposición que se suma a otros dos pendientes. Según su letrado, Emilio Moeckel, el periodista no reconoció su firma porque no rubricó todas las páginas del contrato y porque las condiciones eran «leoninas» ya que estipulaban cuotas mensuales de más de 20.000 euros. «Quintero está muy afectado emocionalmente; El teatro es como si fuera suyo ya que ha invertido mucho dinero en él», recalcó el abogado que. de cualquier forma, admite que si no le dan la razón tendrá que dejar el teatro.

Moeckel insiste en que el teatro no es rentable para pagar un alquiler de 20.000 euros y sigue intentando un acuerdo extrajudicial para reducir el alquiler a 7.500 euros mensuales, algo que de momento no han logrado. La historia no ha acabado pero Quintero no pagará lo que le pide el juzgado.