TURISMO

El turismo toma Sevilla a las puertas de la primavera

La ciudad recibe una avalancha de visitantes que ha elevado la ocupación en los hoteles hasta el 90%, que sirve de antesala para la Semana Santa

Una cola de visitantes ante el Real Alcázar de Sevilla
Una cola de visitantes ante el Real Alcázar de Sevilla - JUAN FLORES

Sevilla ha vivido un fin de semana para enmarcar. La meteorología ha bendecido el puente de San José que han celebrado varias comunidades y que han elegido la capital hispalense para disfrutarlo. La demanda ha elevado la ocupación en hoteles y apartamentos turísticos hasta el 90%. Eso sin tener encuentra la tajada que se llevan los alojamientos ilegales cuyo resultado resulta imposible cuantificar.

Los últimos días han supuesto un magnífico adelanto de la temporada alta que el sector espera con ansia. La afluencia es aún hoy notablemente alta en zonas como la Plaza del Salvador, las calles de Santa Cruz, el Altozano y el Puente de Triana. Además de las interminables colas que siguen apostadas ante el Real Alcázar, la Catedral y el Hospital de los Venerables, cuya exposición sobre Murillo sigue registrando cifras de récord.

«El fin de semana ha sido todo un éxito. El primero desde que comenzó el año». Ese es el balance que realizan desde la Asociación de Hoteles de Sevilla que ha aportado el dato. Fuentes de la patronal destacan que la reserva se ha situado muy por encima de la festividad del Día de Andalucía, «que ya fue de por sí bueno». «Esta vez la contratación de habitaciones ha continuado hasta el domingo para disfrutar del lunes en la ciudad», indican y lo atribuyen principalmente a la demanda de madrileños, que es el primer mercado nacional de Sevilla. «Es puente también en Valencia, pero allí ha coincidido con las Fallas y son pocos los que huyen del ruido», aseguran.

El presidente de la patronal hotelera, Manuel Otero, hace balance de las buenas previsiones que ya maneja el sector y dice convencido que «la llegada de turistas irá en la misma línea del 2016 o quizá algo por encima». Descarta grandes crecimientos como los de los últimos años, porque la tendencia es a la estabilidad, pero dice haber motivos para ser optimistas.

Esa misma sensación la comparten los hosteleros de la capital, que han disfrutado igualmente de un magnífico fin de semana. El responsable de la asociación que los representa, Pablo Arenas, calcula que el incremento con respecto a uno ordinario es de entre el 15% y el 20% de media según la zona. «No llega a los niveles de la Semana Santa, pero empieza a parecerse», indica y lo atribuye casi en exclusiva al buen tiempo y a la coincidencia del festivo con el lunes. «Si hubiera caído en martes como pasó en el puente de Andalucía no estaríamos hablando de esto ahora mismo».

El gasto es aún contenido

El cliente de fuera que ha acudido a los establecimientos de la ciudad es de Madrid. «Los que nos han visitado se unen a muchos sevillanos que han disfrutado del sol en las calles», explica este empresario que tiene varios locales repartidos por la ciudad. «Pero esta avalancha se ha vivido en el centro, no tanto en los barrios, que han tenido un fin de semana como otro cualquiera», dice.

Y en vista de estos magníficos resultados, se muestra convencido de que «la tendencia de este año va a ser al alza». Eso sí, aún queda mucho camino para que esa masificación que se ha vivido en los locales tenga un reflejo en la facturación. El gasto aún es contenido, incluso se mira en el precio el que viene de fuera. Sin embargo, sí hay una mayor rotación de mesas e incluso se han llegado a hacer hasta cuatro turnos de almuerzos y cenas, lo que era impensable hace apenas un par de años.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios