TURISMO Y PATRIMONIO

Tras los veladores, el Ayuntamiento de Sevilla inicia una campaña contra la publicidad en las calles

Urbanismo va a «aplicar la ordenanza a rajatabla» a carteles, rótulos o luminosos en el casco histórico

Veladores, sombrillas y carteles en la calle San Fernando
Veladores, sombrillas y carteles en la calle San Fernando - J. M. SERRANO

El Ayuntamiento de Sevilla va a abrir en los próximos meses de forma decidida una línea de acción para detener el deterioro del «paisaje urbano» de la zona monumental, del núcleo más sensible a la estandarización que se está produciendo en las vías turísticas de los principales destinos mundiales. Comenzó con los veladores, a cuya proliferación ha declarado la guerra con batidas en las últimas semanas para retirar los que excedan la norma. Pero al igual que con las mesas y sillas no autorizadas de los bares, ordenanza en mano, el gobierno local va a empezar a revisar —y en su caso a retirar— cartelería, luminosos, letreros, señalizaciones y elementos que se saltan la normativa, desvirtúan el casco histórico y que están afectando muy especialmente a las principales rutas de visitantes: desde la calle San Fernando a la Avenida, Santa Cruz, Mateos Gago o la propia Encarnación con los establecimientos que han ido instalándose a la sombra de las Setas.

En todas estas zonas se ha detectado por parte de los responsables municipales de Turismo un incremento notorio de esos elementos urbanos discordantes con un espacio como el casco histórico sevillano, cuya imagen se pretende ahora proteger algo más para evitar la pérdida de identidad. Especialmente porque uno de los puntos fuertes de la oferta hispalense debe ser, a tenor de las tesis del Consorcio de Turismo, la diferenciación, el carácter propio y alejado de la globalización estética que van imponiendo en el paisaje las tendencias comerciales y diversas marcas y franquicias con presencia internacional y que trabajan especialmente de cara a los turistas; firmas reconocibles por mantener una misma imagen en cualquier lugar del mundo que estandarizan las calles de los destinos turísticos. Las franquicias de hostelería o las tiendas de souvenirs están ya en el punto de mira del equipo del socialista Juan Espadas.

Desde el Ayuntamiento se ha puesto sobre la mesa ese riesgo de pérdida de señas de identidad y, para ello, se va a hacer especial hincapié en los próximos meses en medidas de «cuidado del paisaje urbano», según confirmó a ABC el propio delegado de Hábitat Urbano y Turismo, Antonio Muñoz. Éste apuntó que «simplemente se va a hacer cumplir lo que dicen las ordenanzas, algo que no han hecho los gobiernos municipales anteriores, ni de un color ni de otro. Ahora sí se va a tener que cumplir». El gobierno local plantea que «hay que intervenir en las zonas turísticas con una ordenación básica. Zonas que ahora mismo dejan bastante que desear desde el punto de vista paisajístico y no sólo por los veladores sino por tanta cacharrería que colocan los hosteleros o los comercios y que hacen que, cuando uno levanta la mirada, no sabe si está en Sevilla o en otra ciudad».

Muñoz admitía que «equipos de gobierno anteriores han permanecido impasibles o han mirado a otro lado en este tema. No aplicaron a rajatabla la ordenanza de publicidad o la de veladores, que las hay. Hay instrumentos municipales para moverse. Si se hubiera cumplido, el paisaje urbano se habría devaluado mucho menos de lo que lo ha hecho. Hay mucha publicidad o luminosos que se pueden ver en las zonas más atractivas de la ciudad que, aplicando la ordenanza, no podrían estar en ese lugar. Este gobierno la va a aplicar, indudablemente. Como con los veladores. Aplicación estricta de lo que está aprobado, ni más ni menos. Es simple y hay hacerlo porque hay mucho en juego».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios