Las lluvias darán paso a jornadas de intenso calor
Las lluvias darán paso a jornadas de intenso calor - Rocío Ruz

El tiempo en Sevilla: Lluvia y calor en una semana típica de primavera

Este lunes se mantiene la alerta amarilla por tormentas en la Sierra Norte de Sevilla; el viernes se superará la barrera de los 30 grados

SevillaActualizado:

La provincia de Sevilla empieza una nueva semana con un tiempo inestable, aunque con temperaturas primaverales. En la jornada del lunes, la Sierra Norte de Sevilla mantiene el aviso amarillo por riesgo de tormentas. La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) ha establecido la alerta desde el lunes a las 12 del mediodía y la mantendrá hasta la madrugada. En este intervalo, la probabilidad de lluvias fuertes con riesgo de descarga eléctrica y granizo es del 50-70%.

En el resto de la provincia, la nubosidad irá en evolución, pudiéndose ser los chubascos generalizados sobre todo en las horas centrales del día. Los vientos soplarán de componente oeste flojos, aumentando por la tarde. Las temperaturas apenas experimentarán cambios con respecto a los días anteriores, previéndose una máxima de 28º y una mínima de 14 para este lunes. Sevilla capital registrará la máxima de la jornada con esos 28º.

En otras localidades sevillanas el ambiente será más templado, llegando a los 25º en Lebrija y a los 23 en Morón; en Écija los termométros se quedarán en unos agradables 22º de máxima.

Al día siguiente, el martes, se producirá un brusco ascenso de temperaturas en la localidad astigitana, seis grados más, así como en el resto de la provincia de Sevilla, con temperaturas rondando la barrera de los 30º. La sensación será de un fuerte bochorno, ya que, según pronostica la Aemet, el martes estará pasado por agua. Aunque sin avisos, los chubascos serán generalizados, acompañados de tormentas y granizo que pueden ser localmente fuertes.

La situación de inestabilidad se mantendrá al menos hasta el miércoles en la provincia de Sevilla, aunque ésta será una jornada de transición, con cielos aún algo nubosos.

A partir de entonces volverá a brillar el sol en la capital hispalense y el resto de la provincia. Así, se espera una segunda mitad de la semana mucho más estable, sin lluvias y con altas temperaturas, que para la jornada del viernes llegarán a los 30 grados de máxima.