Muguruza entre las inscripciones islámicas del Alcázar del Sevilla
Muguruza entre las inscripciones islámicas del Alcázar del Sevilla - ABC

La tenista Garbiñe Muguruza visita el Real Alcázar de Sevilla en sus vacaciones por Andalucía

El monumento, Patrimonio de la Humanidad, es la siguiente parada de la destacada deportista tras la Alhambra de Granada

SEVILLAActualizado:

Se trata de una de las visitas imprescindibles de Sevilla. De Andalucía. El Real Alcázar hispalense es destino ineludible de miles de turistas a diario y, entre tantas visitas, no es extraño encontrar rostros conocidos deleitándose con la riqueza artística de sus paños de sebka o la belleza mudéjar de sus patios.

Así se pudo ver, el pasado viernes, a número uno del tenis español Garbiñe Muguruza, quien además compartió con todos sus seguidores una instantánea tomada en el Patio de las Doncellas del Alcázar.

La deportista, actualmente en segunda posición del ranking mundial de la WTA, realizaba en Sevilla una nueva parada en su ruta de ocio por Andalucía, tras haber conocido en días previos la Alhambra de Granada.

El monumento, foco del turismo internacional desde que Clinton viviera allí «la más bella puesta de sol del Planeta» (cita que cumplió 20 años el pasado sábado) al contemplarla desde el Mirador de San Cristóbal, contó la pasada semana con la presencia de la tenista hispano-venezolana, en lo que parecía ser una visita muy esperada por Muguruza y su primera vez en La Alhambra.

Así lo demuestra su mensaje publicado en la red social de Twitter, con sendas imágenes en el Patio de los Leones y en el Palacio del Pórtico granadino.

Además, en su periplo andaluz Muguruza tuvo tiempo de relajarse en una tercera provincia, Málaga. Tras una estancia en el sudeste asiático, la tenista llegaba a Fuengirola para desconectar de varios meses de duro trabajo y éxitos deportivos, como la máxima posición en la final de Wimbledon celebrada en Reino Unido.

Tiempo tuvo incluso de ver el partido entre la Selección Española de Fútbol y la costarricense, que tuvo lugar el pasado sábado 11 de noviembre en el estadio de La Rosaleda de Málaga, llegándose a fotografiar con los jugadores de La Roja en el vestuario.