EDUCACIÓN

Una sevillana sorda deja sus estudios por la «mala gestión» de la Junta, que no le pone un intérprete

La alumna asegura estar «cansada del menosprecio» de la administración autonómica

La alumna cursaba sus estudios en el IES Antoio Machado de la Macarena
La alumna cursaba sus estudios en el IES Antoio Machado de la Macarena - ABC

María José M., una alumna con discapacidad auditiva de Ciclo Superior que ha cursado hasta ahora sus estudios en el instituto de Educación Secundaria (IES) 'Antonio Machado' de Sevilla capital, se ha visto «obligada» a abandonar su trayectoria educativa en el centro debido, según manifiesta, a la «mala gestión» que del contrato de su intérprete de lengua de signos ha llevado a cabo la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía.

Esta ya exalumna, que se manifiesta «cansada del menosprecio» de la administración, ha confirmado a Europa Press su bajo estado de ánimo, al ser un problema con el que ha lidiado durante varios meses, sin que no obstante se plantee ningún tipo de acción judicial o administrativa por el «cansancio» sufrido.

María José empezó el curso el 15 de septiembre sin intérprete, «profesional esencial para mi acceso a la información en igualdad de condiciones que una persona oyente». «Día tras día» ha estado asistiendo a clases sin intérprete, con las dificultades que esto supone: once días después la Junta envió a una intérprete, pero solo con nueve horas de contrato, mismo número de horas lectivas de que está matriculada.

Y es que, lamenta, desde Delegación «no se tuvo en cuenta que la intérprete tiene derecho a unas horas de preparación previa para una buena interpretación de las clases, con lo que he estado asistiendo a clases pero con dos horas sin intérprete, con la consecuente pérdida de información y retraso en las diversas materias en comparación con mis compañeros».

La Junta asegura que se ha puesto al día

A pesar de que esta semana se han concedido estas dos horas extra, según han confirmado a Europa Press fuentes de la Delegación Territorial de Educación de la Junta en Sevilla, «ya es tarde». «He tomado una decisión firme porque estoy cansada de que todos los años suceda algo como empezar el curso sin intérprete o que llegue el intérprete y falten horas, situaciones todas ellas debidas a una pésima gestión del servicio desde la propia Agencia Pública Andaluza de Educación o desde el departamento de Delegación responsable del mismo», ha apostillado.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios