Operarios del Metro de Sevilla bajo el túnel
Operarios del Metro de Sevilla bajo el túnel - ABC
TRANSPORTES

Así serán las obras y el trazado de la línea 3 del Metro de Sevilla

El proyecto requiere cuatro años de trabajos para una línea que aún tiene pendiente de dónde vendrá la financiación

SEVILLAActualizado:

El reciente acuerdo a tres bandas entre el Ministerio de Fomento, el Ayuntamiento de Sevilla y la Junta de Andalucía para construir una nueva línea de metro ha desenterrado el proyecto técnico que permanecía guardado en el cajón desde hace más de seis años. El departamento de Felipe López lo redactó en dos fases, con la intención de presupuestarlo por separado y lograr de una manera más rápida y efectiva la financiación.

La fórmula para pagarlo es lo que está aún por definir, pero tanto el trazado como el tiempo que durarán las obras parecen estar claror desde que se terminaran de diseñar las tres líneas restantes. La intención fue disponer del diseño constructivo completo para evitar así los errores de la primera experiencia.

Trazado prioritario

Según este documento técnico, que recibió todas las bendiciones administrativas en 2011, el trazado tendrá una longitud completa de 11,9 kilómetros, de los que se ejecutarían en un primer término algo más de la mitad para unir Pino Montano con el Prado de San Sebastián y poder realizar allí el transbordo con la línea 1. El documento recoge que prácticamente todo el recorrido será subterráneo y necesitará una inversión de 681 millones de euros, además de los 135 millones para las instalaciones en superficie. El resto del trazado que conectará hasta Los Bermejales tendrá que esperar.

Doce estaciones

La profundidad media de la línea será de entre ocho y diez metros para construir las 12 estaciones que se localizarán en Pino Montano Norte, Pino Montano, Los Mares, San Lázaro, Polígono Norte, Hospital Macarena, Macarena, Ronda de Capuchinos, María Auxiliadora, Puerta de Carmona, Jardines de Murillo y Prado de San Sebastián.

El siguiente tramo (con las siete paradas restantes), para el que habrá que volver a sentarse a decidir la financiación, continuará por Plaza de España, Parque de María Luisa, Cardenal Bueno Monreal, Avenida de la Palmera, Heliópolis, Pineda y Bermejales.

Qué se puede encontrar en el subsuelo

Los trabajos arqueológicos que supervisó el profesor Fernando Amores han identificado varias localizaciones en las que podrían aparecer restos históricos que sería necesario integrar o recuperar durante las obras.Según el proyecto que hay redactado, se sospechaba de la existencia de restos de la muralla urbana a la altura de los Jardines del Valle, aunque, tras realizar las pruebas necesarias, se ha confirmado que estarían fuera del área de afectación de la línea 3 del Metro de Sevilla.

Por el contrario, se han realizado catas y sondeos de rotación en otros puntos como María Auxiliadora, Muñoz León y la Puerta de Carmona para la búsqueda de restos arqueológicos, sin que ninguna de las pruebas haya arrojado un resultado positivo. Los expertos tenían sospechas de que en estos enclaves se hubiera levantado en su día un anfiteatro y una villa romana, pero no se han hallado evidencias de que quede vestigio alguno a la profundidad de los túneles.

Tramos complejos de la obra

Uno de los puntos más conflictivos de esta infraestructura es el paso bajo el aparcamiento del Hospital Virgen Macarena. A esa altura se ha previsto un túnel de 145 metros bajo el parking y la protección con paraguas de jet-grouting y micropilotes, además de pantallas transversales y elementos de sostenivmineto propios de túneles en mina como cerchas metálicas.

Otro de los retos es el paso sobre la línea 1 del Metro. Para ello se ejecutará un tapón de cierre bajo la contrabóveda y se instalarán módulos de pantallas cortas, bajo las que se realizarán inyecciones adicionales, tanto desde el interior como desde el exterior para crear una zapata y repartir las cargas, evitando el apoyo directo sobre los túneles ya construidos.

El paso inferior por Cardenal Bueno Monreal implica igualmente una mayor dificultad. Para salvarlo se excavará un pozo de ataque y la perforación de taladros de alivio desde el interior del paso inferior.