Actualidad

La selecta alacena de dulces de clausura se abre en el Real Alcázar

A partir de este sábado se celebra la XXXII Exposición de Dulces de Conventos, en la que participan veinte cenobios de Sevilla y su provincia

GLORIA GAMITO Sevilla - Actualizado: Guardado en: Actualidad

El Palacio Gótico del Alcázar, con entrada por el Apeadero del Patio de Banderas, será escenario, como desde hace 15 años, de la XXXII Exposición de Dulces de los Conventos, en la que participan 20 monasterios, 8 de la capital y 12 de la provincia. Es una gran oportunidad para poder adquirir deliciosos y selectos dulces de la artesanía conventual que se reúnen únicamente en esta muestra. Este sábado estará abierta de 14 a 19 horas y del 4 al 6, de 10 a 19 horas. El arzobispo de Sevilla, monseñor Asenjo, visitará la muestra el lunes a las 10 horas.

Después de 20 años vuelven a la exposición las dominicas de Santa María la Real de Bormujos con sus pestiños al horno, polvorones de almendra y la famosa torta real, entre otros dulces. Las novedades de las jerónimas de Constantina son dominós de mazapán; estuches de regalo con turrones y mantecados y miniturrones. También llevan estuches de marrón glacé, parchís y damas de chocolate, escudos de chocolate del Betis y del Sevilla y su gran surtido de turrones.

A sus casi 50 especialidades, como torteras de polvorón, corazones de almendra, tronquitos de chocolate, bocaditos yema-almendra, yemas de almendras y tortas de Alcalá, las clarisas de Alcalá de Guadaíra añaden el pastel de gloria como novedad. Los nolasquines de almendra y coco son el nuevo dulce de San Andrés de Marchena, que hace además tortas y lazos de hoja, higos, sultanas y alfajores. La novedad de las clarisas de Santa María de Marchena son las hojalmendras. Presentan asimismo, dulce de membrillo, chulapillas, delicias y frutitas de almendra y roscos de anís y de huevo. Mantecados, almendras rellenas, marrón glacé, florentinas, cerechocos, bombón relleno de caramelo, roscos de vino, turrones, y peces y mazapán en barra son los dulces de Santa Clara de Estepa.

Desde Osuna, del obrador de las mercedarias de la Encarnación, llegan tortas sevillanas con almendras, tortas de limón, perrunillas, bocaditos, almendrados y bartolos. Las concepcionistas franciscanas de la Purísima Concepción de Osuna el único dulce que presentan son los bizcochos marroquíes, con receta muy antigua. De la mano de las clarisas de Santa Clara de Carmona vienen tortas inglesas y de Carmona, bombones de mazapán, huesos de santo, yemas de Santa Clara, piñones con almendra y milhojas. Las tortitas de naranja, canela y limón, y las galletitas Brandsma son las novedades del convento de la Purísima Concepción de Utrera, junto a los almendrados de chocolate, bizcocho tradicional, sultanas y bizcochos de coco. Las jerónimas de Santa María de la Asunción de Morón elaboran tartas y yemas de almendra, bocaditos, barritas, anguilas y peces de mazapán, huesos de santo, kirschetas, roscos de vino y almendra y empanadillas. Las clarisas de Santa Clara de Morón acuden con angelinas, batatines, roscas morunas, tortillas blancas, tortas con almendras, tortas rellenas y frutitas de almendras.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios