DÍA DEL MEDIADOR

«Los seguros tienen mucha letra pequeña»

Daniel Montalvo, presidente del Colegio de Mediadores de Seguros de Sevilla, relata que los mediadores velan porque las compañías cumplan

Daniel Montalvo
Daniel Montalvo - JESÚS SPINOLA
MERCEDES BENÍTEZ - Actualizado: Guardado en: Actualidad

Coincidiendo con el Día del Mediador, los mediadores de seguros celebran hoy en Sevilla sus «Jornadas profesionales de la mediación de Seguros», un encuentro específico con la implantación del nuevo baremo de indemnizaciones en los accidentes de tráfico como principal temática ya que, como el pasado enero se actualizó el citado baremo de lesiones, consideran necesario debatir sobre un asunto que «mueve mucho dinero a nivel estatal». Se trata, según el presidente del colegio de mediadores de seguros de Sevilla, Daniel Montalvo, de un sector muy importante pues hay millones de vehículos en España con un seguro. Ahora además su intervención resulta trascendental ya que la tendencia es que las compañías se pongan de acuerdo y eviten llegar al juzgado. Con lo que deben incidir en la mediación.

Pero ¿qué son los mediadores de seguros? Son profesionales que, con la preparación y autorización específica, ejercen la mediación en seguros. Deben tener una formación muy específica que debe ser integral ya que requieren formación jurídica pero también técnica de otros aspectos de cualquier tema en que intervengan. Si es un seguro de vida, de automóvil o de vivienda, deben estar muy preparados para conocer el sector. «El verdadero profesional debe tener una gran formación», dice Montalvo insistiendo en que se trata de una profesión que va «al alza» y que, sólo en Sevilla aglutina a más de 400 profesionales.

El representante de estos profesionales hace hincapié en la necesidad de su intervención ante las aseguradoras porque son los encargados de velar porque no haya confusiones. «Hay que mirar todas las cláusulas de su seguro porque muchas veces no hay claridad. Hay mucha letra pequeña, a veces no hay transparencia» insiste Montalvo a la vez que recalca que debe haber transparencia y que ellos se encargan de facilitar al cliente lo que necesitan y hacerle «un seguro a medida».

Para confeccionarlo elaboran primero un perfil del asegurado ya que no se pueden hacer de cualquier manera y no trabajan igual con una persona que quiere asegurar tres casas si una de ellas la tiene en alquiler o si se trata del domicilio en el que vive. Además Montalvo explica que parte de su trabajo consiste en velar porque las compañías cumplan. En su tarea entra «llevar de la mano al asegurado para que la aseguradora no se olvide de ninguna cuestión y para que se cumpla siempre le contrato». Es decir, que si hay que pagar un finiquito o una indemnización se cumpla. «Estamos en un mercado donde hay que trasmitir ética para que las compañías cumplan las condiciones que venden», recalca.

En cuanto a la situación económica, admite que están notando la remontada ya que se están asegurando más automóviles, lo que supone que se compran más. Y lo mismo pasa con los seguros de vida. «En Sevilla se está produciendo cierto repunte de los seguros de vida. Se están normalizando», dice. Y también baja el número de fraudes que antes se producían con las denuncias de falsos robos. «Si antes la gente denunciaba que le habían dado un tirón y le habían quitado el bolso, eso cada vez ocurre menos», afirma insistiendo en que la Policía descubre rápido esos falsos robos.

¿Cuál es el seguro estrella? En Sevilla además de los de deceso, siguen siendo los del hogar. Y la asignatura pendiente son los seguros de dependencia para cubrir las necesidades de los mayores ante el envejecimiento de la población. «Existe en otros países y sería interesante pero no se profundiza en el tema porque no se le ha dado importancia desde el punto de vista político», dice Montalvo. Sobre su relación con los bancos, el presidente de los mediadores afirma que velan por la defensa del consumidor ya que los bancos «aprovechan para imponer sus contratos a las aseguradoras». En ese proceso, muchas veces «están cobrando de más». Lo hacen, según Montalvo, porque saben que el ciudadano no obtendrá la hipoteca si no firma ese contrato con «un producto impuesto» . Y lo mismo ocurre con el seguro de vida que, a veces las entidades bancarias, «lo imponen» frente a un ciudadano que, la mayoría de las veces «juega en inferioridad de condiciones» mientras muchas veces los bancos hacen «competencia desleal». Hoy, coincidiendo con el día del mediador

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios