Rosauro Varo, empresario sevillano afincado en Madrid y ahora socio de Cabify en la empresa Vector
Rosauro Varo, empresario sevillano afincado en Madrid y ahora socio de Cabify en la empresa Vector - JOSÉ RAMÓN LADRA

Rosauro Varo: «¿Qué los andaluces somos vagos? Que digan lo que quieran. Nosotros, a seguir trabajando»

Su holding Gat desea que se estabilice la situación en Cataluña para no tener que replantear sus inversiones

SEVILLAActualizado:

Tras vender junto a Javier Hidalgo la empresa Pepephone por 158 millones de euros, Rosauro Varo (Sevilla, 1979) ha realizado a través de su holding Gat Inversiones una fuerte apuesta económica en Cabify y el mundo de las VTC. Este corredor de fondo -ha finalizado dos veces el maratón de Nueva York y ya prepara la media maratón de Madrid-, analiza en ABC la exposición de su empresa a Cataluña y al «procés», así como los estereotipos de «vagos» que no pocos catalanes siguen endilgando a andaluces y extremeños. Hace diez años que Rosauro desembarcó en la capital española porque Sevilla se le quedó pequeña para sus negocios pero en cuanto puede vuelve a su ciudad para reencontrarse con su familia y sus amigos de siempre. «Yo soy un enamorado de Sevilla. Mis amigos me dicen que parece que estoy en Madrid de paso, aunque ya llevo diez años aquí», declara en su despacho del Paseo de la Castellana este empresario, que acaba de comprar una casa en el barrio de Santa Cruz porque no quiere perder sus raíces.

-Usted ha pasado de ser un empresario de la noche sevillana a estudiar startups para invertir. Sin embargo, a los andaluces les cuesta quitarse el sambenito de que son unos vagos que viven del PER. A esa tesis se apuntan muchos catalanes e incluso el presidente de la patronal cordobesa. ¿Qué les diría usted?

-No comporto ningún estereotipo sobre los andaluces. Yo constato que en Andalucía y en Sevilla hay inquietud por emprender. De hecho, la tasa de emprendimiento en Andalucía está por encima de la media nacional, ya que hay 324.000 personas inmersas en algún proyecto emprendedor, por encima incluso de Cataluña y Madrid. Que digan lo que quieran. Nosotros, a seguir trabajando y emprendiendo.

-Tal y como están las cosas en Cataluña ¿qué exposición tienen sus negocios en esa autonomía?

-Una de las sedes principales de Vector, la plataforma de coches de Cabify y Gat, está en Cataluña, donde tenemos 250 vehículos y más de 300 empleados. Cataluña y Barcelona son claves para nuestra compañía. Como empresarios sólo queremos que haya estabilidad, que la situación se calme. Nos preocupa el «procés» y lo seguimos con atención. Como a cualquier ciudadano español y europeo, nos preocupa la tensión que se está viviendo y no sólo a nivel profesional, sino también humano, entre amigos, familiares... Es una situación que nadie querría.

-¿Está dispuesto a seguir invirtiendo allí teniendo en cuenta que una parte de la población quiere independizarse de España?

-Sí, de hecho tenemos una hoja de ruta que seguimos apostando por Barcelona. Esperemos que se estabilice la situación y no tengamos que replantearnos las inversiones. Como empresario sólo queremos certidumbre y estabilidad.