Actualidad

La retirada de amianto del Cortijo de Cuarto no podrá demorarse otros tres meses

La Junta rechaza la prórroga solicitada por Sevilla Activa, empresa de la Diputación de Sevilla

Terrenos del Cortijo de Cuarto, propiedad de la Diputación de Sevilla
Terrenos del Cortijo de Cuarto, propiedad de la Diputación de Sevilla - ROCÍO RUZ

La Consejería de Medio Ambiente, a través de una resolución del servicio de Protección Ambiental, ha rechazado la petición de Sevilla Activa, sociedad de la Diputación provincial, para prorrogar tres meses más el plazo concedido para la retirada de amianto de la parcela de Cortijo de Cuarto que fue utilizada como vertedero por la antigua fábrica de Uralita.

La parcela ocupa una superficie de 2.400 metros cuadrados que fueron contaminados con amianto porque una tubería de aquella fábrica desaguaba en un arroyo de la zona. La denuncia de unos vecinos motivó en 2013 que Sevilla Activa encargase un estudio de la zona que constató la existencia de fibras de amianto en el solar y con ello «riesgo cancerígeno». El solar en cuestión está próximo a unas viviendas y al colegio José Sebastián Bandarán.

Tras estos resultados, la Diputación de Sevilla acometió en 2014 un proyecto de retirada del amianto del terreno que se desarrolló en dos fases. A finales de 2015 una resolución de Medio Ambiente determinó que no había valores objetivos que probasen la descontaminación de la parcela, por lo que conminó a hacer una nueva limpieza en seis meses. En junio de este año, Sevilla Activa solicitó acogerse a una prorroga de tres meses para acabar los trabajos, que fue aprobada por la Junta.

Tras llevar a cabo la licitación de esos trabajos y aprobarse el correspondiente plan de trabajo, el pasado 21 de octubre Sevilla Activa comunicó a Medio Ambiente que reanudaría los trabajos de recuperación voluntaria del solar a partir del 28 de octubre, estimando que los mismos tendrían una duración de diez días.

La parcela, inundada

Tan sólo unos días después, el día 24, se presentó ante la Junta de Andalucía un reportaje fotográfico donde se visualizaba la situación de la parcela en cuestión, actualmente inundada (había habido fuertes lluvias en el fin de semana del 16 de octubre), por lo que era imposible trabajar en ella. Era la base para pedir una nueva prórroga de tres meses para llevar a cabo los trabajos.

La resolución de la inspección ambiental rechaza sin embargo esa petición recordando a Sevilla Activa que la ya en la resolución de junio se establecía que los trabajos debían estar terminados «el 8 de noviembre de 2016, no cabiendo más prórrogas». A pesar de ello reconoce que se han producido condiciones climatólogicas adversas que afectan al normal desarrollo de los trabajos y se pueden considerar causa de fuerza mayor, pero conmina a la sociedad de Diputación a que los trabajos se realicen «inmediatamente» que cese esa situación y una vez que «las condiciones de la parcela permitan la correcta ejecución a nivel ambiental y de seguridad y salud» de la retirada de amianto.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios