La familia de la vivienda de la calle Falla ha sido rescatada este sábado por los bomberos
La familia de la vivienda de la calle Falla ha sido rescatada este sábado por los bomberos - ABC
SUCESOS

Rescatado un hombre de 82 años del incendio en una vivienda de Arahal

Un bombero de la localidad sevillana se subió por el balcón para quedarse con la familia atrapada en el piso de arriba

ArahalActualizado:

Un hombre de 82 años ha sido rescatado este sábado de un incendio que se registraba en una vivienda de Arahal. La rápida actuación de los bomberos del parque local ha hecho posible que nadie de la familia resultara herido.

El aviso del incendio lo ha dado un vecino a las 8:55 de la mañana trasladándose a pie al parque de bomberos de Arahal que se encuentra cerca de la vivienda donde se ha producido el incendio. En ese momento, además de los dos bomberos de guardia, estaban 4 efectivos fuera de servicio que se preparaban para salir a hacer una práctica de excarcelación de vehículos. El hombre les dijo que salía mucho humo de una ventana de la vivienda y los bomberos tardaron un minuto en llegar.

La madre y dos hijas estaban en el balcón de la vivienda y uno de los bomberos subió hasta él con la escalera para tranquilizar a las tres mujeres y explicarles la actuación de sus compañeros que ya estaban en el interior de la casa.

Lo primero que hicieron fue rescatar al hombre de 82 años que aún se encontraba en el dormitorio. Inmediatamente fue atendido por los servicios sanitarios del 061 trasladados al lugar de los hechos.

Las causas del incendio aún no se saben pero el origen estuvo en un sofá situado en un salón cocina. Es aquí donde se han producido los principales daños, el resto de la casa sólo se ha visto afectada por el intenso humo.

Los bomberos han tardado una media hora en controlar el incendio. Además de los efectivos de Arahal, también ha llegado un camión de Morón de la Frontera con un ventilador para extraer el humo de toda la casa. Al mismo tiempo, han intervenido la Policía Local y Guardia Civil.

Una vez que había pasado el peligro, los bomberos bajaron a las tres mujeres de la familia que estaban en el balcón, que estaban abrigadas con las mantas que les habían pasado los vecinos y con la chaqueta del bombero que se subió con ellos al balcón.

Una serie de circunstancias han hecho posible que de nuevo la tragedia no visitara Arahal, después de una semana difícil. Ha sido posible por el hecho de que estuvieran cerca, además de los dos bomberos de guardia, otros cuatro que también pertenecen al parque pero que no estaban de servicio. Todos han actuado con inmediatez en una situación en la que la familia estaba repartida por las dos plantas de la vivienda, sin poder salir. Uno de ellos de avanzada edad, era el que estaba más cerca del foco del incendio.