Rueda de prensa del rector de la Hispalense, Miguel Ángel Castro,sobre la condena a Santiago Romero
Rueda de prensa del rector de la Hispalense, Miguel Ángel Castro,sobre la condena a Santiago Romero - RAÚL DOBLADO

El rector pide perdón por la condena del catedrático pero defiende la actuación de la Universidad de Sevilla

Miguel Ángel Castro no aclara si la institución recurrirá la sentencia que obliga a la US al pago de las indemnizaciones

SEVILLAActualizado:

El rector de la Universidad de Sevilla, Miguel Ángel Castro, ha comparecido este miércoles ante los medios de comunicación para aclarar la posición de la institución que dirige tras conocerse la sentencia que condena a siete años de cárcel al catedrático Santiago Romero por abusar de dos profesoras y una becaria. Castro comenzaba su intervención ante un ramillete de micrófonos pidiendo perdón y condenando los hechos cometidos por «uno de los nuestros»: «Nuestra repulsa es máxima y lamentamos lo que le ha ocurrido a nuestras compañera, a las que les ofrecemos todo nuestro apoyo».

A renglón seguido ha defendido la actuación que tuvo la institución a lo largo del procedimiento, asegurando que abrieron expediente a Romero tan pronto les llegó la denuncia de las docentes en noviembre de 2010. Un procedimiento disciplinario, que según le ha informado el servicio jurídico, tuvieron que suspender cuando elevaron la denuncia a la Justicia. «Han transcurrrido seis años desde entonces y la autoridad judicial no adoptó ninguna medida judicial. Mi primera decisión al respecto, tras comunicarnos la sentencia, ha sido la reactivación de ese expediente».

En varias ocasiones durante la rueda de prensa, Castro ha lamentado «la lentitud»de la Justicia en resolver el asunto, apoyándose en esac circunstancias para justificar que no hubieran podido actuar de manera tajante contra el docente.

Miguel Ángel Castro
Miguel Ángel Castro- RAÚL DOBLADO

En estos momentos, Santiago Romero está suspendido temporalmente y hasta la resolución del expediente, de todas las actividades que le vinculan con la Universidad de Sevilla. No podrá ir a trabajar ni entrar en la facultad de Ciencias de la Educación donde impartía clases hasta el lunes. Pero no verá una merma importante en sus emolumentos. Según ha confirmado el rector, el catedrático sólo perderá el 25% de su salario base durante la suspensión temporal. La resolución definitiva del expediente puede conllevar la expulsión y la pérdida definitiva del empleo y el sueldo, pero el rector no ha aclarado cuánto tiempo puede durar esta fase transitoria.

Miguel Ángel Castro ha pasado de puntillas por cuestiones como qué va a hacer la Universidad con respecto a la condena impuesta por el juzgado de lo Penal 2, que le obliga a pagar las indemnizaciones de las víctimas, cuantificadas en 110.000 euros, al ser considerado responsable civil subsidiario. «La sensibilidad y la prioridad ahora está con las víctimas», a las que quiere recibir, por primera vez, en los próximos días.

Sobre qué medidas adoptó la institución hasta que se ha celebrado el juicio y se ha dictado condena, el rector ha defendido que la Universidad sí llevó a cabo algunas como el alejamiento del condenado y ls víctimas para que desarrollaran por separado sus programaciones docentes o la separación física en dos de la sede del departamento donde trabajaban. Sin embargo, sobre la aplicación de medidas más drásticas como la suspensión temporal, el rector afirma que según los servicios jurídicos no se podían aplicar mientras no hubiera sentencia.