IX Premio a la Trayectoria Jurídica

Rafael Leña alerta del peligro de la post-justicia y la «trivialización» del Derecho

El prestigioso notario recogió el IX Premio a la Trayectoria Jurídica de ABC de Sevilla

Antonio Pulido, Rafael Leña, Isabel Mayo y Álvaro Ybarra, durante la entrega del premio al notario
Antonio Pulido, Rafael Leña, Isabel Mayo y Álvaro Ybarra, durante la entrega del premio al notario - FOTOS: R. DOBLADO/J. FLORES
MERCEDES BENÍTEZ Sevilla - Actualizado: Guardado en: Actualidad

El notario Rafael Leña recibió el pasado martes el IX Premio a la Trayectoria Jurídica en Andalucía organizado por ABC de Sevilla con la colaboración de la Fundación Cajasol en un acto presidido por el presidente de la Fundación Cajasol, Antonio Pulido; la viceconsejera de Justicia e Interior, Isabel Mayo López, el director de ABC de Sevilla, Álvaro Ybarra y el director gerente de ABC Andalucía, Álvaro Rodríguez Guitart.

Durante el homenaje, celebrado en la sede de la Fundación Cajasol y que contó con la asistencia de jueces, fiscales, abogados y numerosas personalidades del mundo judicial, el premiado pronunció un discurso en el que alertó de los peligros de lo que el denominó «la post-justicia», comparándola con la post-verdad. Según dijo, en los últimos tiempos parece haber cobrado vigor una tendencia, tanto en los medios de comunicación como en las redes sociales, a hacer «una confusa difusión de posturas jurídicas» sobre diversos temas «carente de base, de rigor y de lógica jurídica, al servicio de los más espurios intereses, entre ellos los de la propia vanidad de ciertos juristas buscadores de notoriedad a través de originalidades artificiosas y vacuas, cuando no, simplemente, carentes de fundamento serio».

Leña fue crítico asegurando que estos argumentos son defendidos por quienes los emplean «con un desparpajo ajurídico verdaderamente asombroso», y a la vez cuestionó a los consumidores que se «vienen tragando» esas opiniones siempre que favorezcan sus convicciones o sus intereses ya que, de unos años acá, se ha pasado a que «cada uno escuche en una sola dirección».

El presidente de la Fundación Cajasol, Antonio Pulido, en su discurso
El presidente de la Fundación Cajasol, Antonio Pulido, en su discurso

Por ello, Rafael Leña insistió en que el deber de todo jurista es tratar de «no dejarse llevar por la corriente» y combatir con la reflexión, el estudio, el rigor, la palabra y la pluma esta «descomposición y trivialización del Derecho» que, a su juicio, «se nos está tratando de imponer». El notario resaltó en este sentido que si lograsen trivializar el Derecho, la consecuencia sería que «se habría conseguido dinamitar la esencia misma del Estado de Derecho y la base del Estado democrático».

Leña, para quien el Derecho es «la ciencia que más importa a la convivencia humana», también insistió en reivindicar la necesidad de un pacto de Estado por la Justicia. «Creo que no hay un sólo operador jurídico que no esté de acuerdo en la necesidad de ese pacto». Tras esta afirmación se preguntó si no estaría bien que los profesionales jurídicos andaluces o sevillanos «nos pusiéramos manos a la obra y firmásemos esta petición».

El director de ABC de Sevilla, Álvaro Ybarra
El director de ABC de Sevilla, Álvaro Ybarra

Se congratuló de que de su promoción de la Facultad de Derecho de la Universidad de Sevilla (1951-1956) hayan salido tres juristas reconocidos por el Premio Jurídico de ABC y demostró su sentido del humor siguiendo la «filosofía» de Woody Allen cuando le otorgaron el premió Príncipe de Asturias: «seguramente yo no merezco este premio, pero tampoco merezco esta terrible artritis que me está matando», señaló haciendo sonreír al público. También agradeció la apuesta de ABC y la Fundación Cajasol por un galardón de este tipo, en un momento en que «nuestra Andalucía sigue ocupando los últimos lugares en el desarrollo». Por ello, destacó que poner el acento en el cultivo de las ciencias «puede servir de estímulo para un cambio de mentalidad entre nuestros jóvenes».

Se une a los premiados

Durante su intervención, Leña tampoco se olvidó de citar a su familia, su época de colegial en los Salesianos de Utrera, su preparador cuando opositaba a notarías y, sobre todo, a su padre, «un maestro de escuela auténticamente vocacional» que posee una calle en Alcalá de Guadaíra, la calle Maestro Rafael Leña.

Rafael Leña pronunció un discurso de gran calado
Rafael Leña pronunció un discurso de gran calado

El notario se une así a la lista de insignes señalados con este galardón, en el que le han precedido en ediciones anteriores Manuel Olivencia, Juan Antonio Carrillo Salcedo, Pedro Luis Serrera Contreras, Santiago Martínez Vares, Guillemo Jiménez, Miguel Rodríguez Piñero y Luis de Angulo.

Toda la actualidad en portada

comentarios