Actualidad

«El puerto de Sevilla debe atraer empresas industriales y logísticas»

Llorca, presidente de Puertos del Estado, considera que el dragado no es vital

José Llorca, presidente de Puertos del Estado
José Llorca, presidente de Puertos del Estado - JUAN FLORES
L. M. R. Sevilla - Actualizado: Guardado en: Actualidad

«El puerto de Sevilla tiene un futuro muy esperanzador, pero en su planteamiento estratégico debe considerar que juega en una división diferente a la de los grandes puertos marítimos». Tal es el diagnóstico del presidente de Puertos del Estado, Jose Llorca, que ayer remarcó en una conferencia en el club Antares cuáles son las fortalezas del enclave hispalense. A su juicio, este puerto de interior «está al servicio de un territorio que es un nodo de consumo de más de 1,4 millones de personas, con lo cual debe ser un gran polo de atracción para compañías industriales y logísticas, que cuentan a su disposición con suelo muy abundante y con la ventaja de estar perfectamente conectadas». Y por ello consideró que «Sevilla, para desarrollar su puerto, no necesita embarcaciones con contenedores que requieran de 16 metros de calado». Aunque no debe renunciar a ampliar sus condiciones de calado, «hay que ser pragmáticos». Estima así que se debe profundizar en algunos puntos del cauce «pero no acometer un dragado» que ha sido rechazado por autoridades regionales, nacionales y la UE.

Llorca recordó que no compiten los puertos entre sí, sino las empresas que deciden instalarse en cada puerto, y las distintas autoridades portuarias deben ofrecer al sector privado condiciones adecuadas para ser competitivas. Y en este sentido, no eludió pronunciarse sobre el proyecto de la plataforma logística de Majarabique que lidera el Puerto de Huelva en terrenos de San José de la Rinconada. Para la gestión de esta futura plataforma ferroviaria no se formalizará finalmente una unión de empresas (UTE) entre los puertos de Sevilla y Huelva, como el propio Llorca propuso en su momento. «Creo que lo mejor habría sido el control conjunto de esta instalación a través de una sociedad compartida, aunque no haya sido posible». En cualquier caso, apuntó que «la competitividad del puerto de Sevilla no depende de Majarabique, pues tiene margen para potenciar su propia terminal de trenes sin tener que utilizar una estación intermedia».

En materia ferroviaria valoró el avance espectacular de Sevilla, ya que «en 2002 se movían 84.000 toneladas por ferrocarril y a cierre de 2016 movía más de 550.000 toneladas, esto es, casi 1.300 trenes al año, 24 trenes semanales», de manera que «es de los primeros del país en participación ferroviaria y el que recibe más operadores de trenes privados y públicos».

Condiciones diferentes

Llorca reiteró su respaldo al reconocimiento regulatorio de las condiciones diferentes del puerto de Sevilla, insistiendo tendrá todo su apoyo «para conseguir que el Ministerio de Hacienda lo defina como marítimo de interior y con unas características especiales, lo que le reportará alivios económicos en los costes anuales de dragado y mantenimiento».

También hizo un llamamiento al Ayuntamiento en relación a la construcción del futuro centro comercial de Palmas Altas. «Las alegaciones que ha hecho la Autoridad Portuaria de Sevilla deberían ser reconsideradas, porque cualquier elemento que produzca congestión en los accesos del puerto redunda en su competitividad». Esto se debe a que «no siempre son compatibles los accesos de una zona de ocio y una zona portuaria, son distintos tipos de tráfico, debe tenerse en cuenta».

Toda la actualidad en portada

comentarios