SEVILLA

Ultimátum del Puerto al acuario: o cumple el contrato o rescinde la concesión

Los socios de Aquagestion deciden el viernes el futuro de la empresa, en preconcurso y con más de cinco millones de deuda

Acuario de Sevilla
Acuario de Sevilla - J. M. .SERRANO

El Puerto de Sevilla, presidido por Manuel Gracia, ha ejecutado avales bancarios y depósitos de la sociedad Aquagestión Sur, concesionaria del acuario de Sevilla, por impago de 265.000 euros de cánones por el uso de suelo en el muelle de las Delicias, según ha podido saber ABC. Los avales no han cubierto la deuda íntegra de acuario con el Puerto, por lo que aún queda pendiente el abono de unos 100.000 euros de cánones. Esta situación pone al acuario en una delicada situación. De hecho, el Puerto ha dado de plazo un mes al acuario para restituir esas fianzas y si no lo hace incoará un expediente de caducidad de la concesión.

En estos momentos, Aquagestión está descabezada y sin equipo gestor, ya que ha dimitido todo su consejo de administración e Ignacio Aguinaga ha cesado como presidente de ese órgano, según fuentes de la sociedad. El próximo viernes está convocada la junta general de accionistas de Aquagesetión Sur, en la que probablemente se dedicirá qué socios tomarán las riendas del acuario, que el pasado 19 de septiembre solicitó el preconcurso de acreedores en el Juzgado Mercantil a través del bufete Maio Martínez Escribano. La sociedad pretende renegociar sus deudas, principalmente el crédito de 3 millones de euros que le concedió Soprea, una sociedad de la Junta de Andalucía y dependiente de la agenda Idea.

Justo después de solicitar el preconcurso, Soprea ha reclamado a Aquagestión su deuda: 238.000 euros de principal de un crédito de 3 millones de euros que le otorgó para hacer las obras y 40.000 de intereses. Si no paga esa deuda, Soprea podría ejecutar los avales que presentó Aquagestión para la concesión del crédito, entre ellos la concesión administrativa y el acuario. Para obtener el crédito de la Junta, Aquagestión también aportó como aval una hipoteca de 700.000 euros constituida sobre el acuario de Teguise (Lanzarote) pero la Junta no podrá ejecutarla porque la operación está sub judice, según fuentes de la Administración andaluza, que en todo momento señala que intentará hasta el último momento llegar a un acuerdo de pago de la deuda para garantizar la continuidad del acuario de Sevilla.

Aqueagestión tiene hasta el 20 de diciembre para refinanciar su deuda, según la Ley Concursal y, en caso de no lograrlo, contaría hasta el 20 de enero para solicitar el concurso de acreedores del acuario, que cuenta en sus tanques con 3.000 metros cúbicos de agua y 7.000 animales de 400 especies diferentes. La situación de preconcurso no ha afectado al normal funcionamiento del acuario, según aclara Aquagestion, ahora en negociaciones con Looping Group, socio mayoritario de Isla Mágica, para que se haga cargo de la gestión.

Accionistas

Aquagestión está participada por la sociedad francesa TF Holding (65%), representada por Philippe Forgues; la empresa vasca Ansoaran, cuyo admistrador único es Ignacio Aguinaga; Javier Sáinz (5%). Según Javier Sáinz, en marzo de 2016 Ignacio Aguinaga, presidente de la sociedad, decidió despedir a la directora del acuario, Natalia Izquierdo; dos biólogos y un responsable de administración, situando a su hija Patricia como nueva directora. «Fue un golpe de estado porque lo hizo sin el resplado del socio mayoritario, que le pidió que reconsiderara su decisión. Al final, su gestión ha empeorado la situación económica del acuario», ha declarado a ABC Sáinz, quien asegura que Aguinaga ha querido resolver el asunto ofreciendo a TF Holding una opción de compra sobre sus acciones y salir así del acuario.

A los problemas económicos del acuario, que ha perdido un millón de euros desde 2014 y no puede afrontar sus deudas, se unen las disputas legales que mantienen varios socios y que podrían condicionar el futuro de Aquagestion Sur. Así, Javier Sainz ha denunciado en los tribunales a su socio Ignacio Aguinaga por la compra de peces para el acuario de Sevilla. «Aguinaga tenía obligación de poner los proveedores a disposición del acuario de Sevilla, libres de cargas y comisiones. Sin embargo, lo que hizo -dice Sáinz- fue suministrar gran parte de los peces desde su propio acuario de O Grove (Pontevedra), 100% de su propiedad, y desde el acuario de Gijon, que gestiona una empresa 100% suya por concurso público. De modo que literalmente, se auto facturo: el decidió qué especies se compraban, a quién y a qué precio. Además de comprar peces, para venderlos a más alto precio, también cargó un 20% y un 30% en sendas facturas en concepto de cuarentenas, a pesar de que muchos de ellos no se cuarentenaron».

Por otra parte, Eduardo Álvarez, socio de Aguinaga en el acuario de Teguise (Lanzarote), le ha denunciado porque hipotecó esas instalaciones como garantía de pago del crédito de 3 millones de euros que concedió la Junta de Andalucía al acuario de Sevilla. Según Álvarez, «Aguinaga hipotecó por 700.000 euros el acuario de Teguise sin autorización del consejo de administración». Soprea se ha personado en la causa judicial que se sigue en el Juzgado de Instrucción 4 de Arrecife porque si finalmente se anula esa hipoteca perdería la garantía de cobro del préstamo concedido a Aquagestión Sur. Asimismo, Javier Sáinz se ha personado también en la causa porque si se anulara ese aval sería la empresa Aquagestión la que tendría que responder del crédito de 3 millones de euros.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios