Contrato a dedo

Profesores y padres saludan las destituciones por los «enchufes» dentro de la delegación de Educación

La comunidad educativa espera que cambien las cosas «tras doce años fuera de control»

Francisca Aparicio, delegada provincial de Educación
Francisca Aparicio, delegada provincial de Educación - J.M.SERRANO
MERCEDES BENÍTEZ Sevilla - Actualizado: Guardado en: Actualidad

Los ceses por el caso de las «contrataciones a dedo» en la delegación provincial de Educación de Sevilla han sido acogidos de forma positiva en la comunidad educativa que espera que cambien las cosas a partir de ahora y pide explicaciones a los responsables por lo ocurrido.

A la espera de que la consejera de Educación, Adelaida de la Calle, haga públicos los resultados de la investigación interna que culminaron el relevo de tres jefes, la de Ordenación Educativa, Carmen Liébana y el de Recursos Humanos, Luis Sanchís, y la renuncia del jefe de Inspección, Alberto Moreno (padre de la joven supuestamente contratada a dedo) y de que se conozca el nombre de sus sucesores, los profesores solicitan que cambien las cosas. Sobre todo que, como dice el delegado de APIA Sevilla, Abel Díaz, se ponga término a una delegación que lleva «doce años fuera de control». Y que está, según dice, claramente enfrentada a la Consejería que se ha encontrado con ese grave problema en su seno, mientras la oposición pidió el viernes la destitución de la delegada provincial, Francisca Aparicio.

Según estos profesores, el caso de las contrataciones a dedo no es más que la punta del iceberg de una gestión llena de constantes desaciertos como los aprobados de despacho que han sido denunciados en los últimos tiempos. «No nos ha cogido por sorpresa», asegura el representante de APIA que considera «previsible» el caso de las contrataciones irregulares y recuerda que otros funcionarios se negaron a firmar los informes que daban apariencia de legalidad a estas contrataciones como el caso del secretario general, Francisco Díaz, que dejó el cargo pocos días después. Por eso, insiste en pedir explicaciones ya que la consejera Adelaida de la Calle les anunció que no iba a ocultarles nada.

A APIA no le extraña lo ocurrido que, para ellos, supone la culminación de una etapa caracterizada por constantes escándalos entre los que cita lo ocurrido con un instituto de Coria del Río que está sufriendo problemas de todo tipo desde el proceso de matriculación a las deficiencias en las instalaciones. «Hemos tenido problemas con delegación desde hace años». Unos problemas que se vieron agravados cuando la Junta de Andalucía intentó poner en marcha el Plan de Calidad (que suponía incentivos de hasta 7.000 euros para los profesores que aumentaran el número de aprobados) y que fueron rechazados por muchos docentes. A ello unen los alumnos aprobados de despacho. «A unos los aprobaron por defectos de forma o a otros llegaron a aprobarlos con un cero», recuerda Díaz que insiste en que la delegación «se le había ido de las manos».

Otra opinión la da la Federación Provincial de Sevilla de Padres y Madres de Alumnos, Fampa, cuyo secretario general, Juan Diego Acosta, considera «vergonzoso» el caso de los «nombramientos a dedo» y cree que lo apropiado es la destitución fulminante. Fampa recuerda también otros problemas a los se ha enfrentado la delegación como son los problemas con los comedores escolares, una cuestión que, según dice, aún no se ha resuelto totalmente.

En cuanto a los padres de Concapa (la Confederación Católica Nacional de Padres de Familia y Padres de Alumnos) su presidente en Sevilla, Ramón Fernández Palacios, tilda de «caradura» lo ocurrido y espera una explicación de los responsables. «Nos tememos que esto sea la punta del iceberg» dice Fernández Palacios.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios