Imagen de archivo de piratería
Imagen de archivo de piratería - ABC
Sucesos

Cae uno de los principales puntos de venta de material informático falsificado en Sevilla

La Guardia Civil detiene a una persona e investiga a su padre por delitos de propiedad industrial e intelectual y blanqueo de capitales

SEVILAActualizado:

El Equipo de Investigación Tecnológica (Edite) de la Guardia Civil de Sevilla ha detenido a una persona e investigado a su padre, además de intervenir gran cantidad de productos informáticos en una operación contra los delitos de propiedad industrial e intelectual y blanqueo de capitales.

Los agentes han practicado un registro en un domicilio de Sevilla capital y han localizado los productos falsificados, que eran comercializados a través de una página web, a todo el territorio nacional, según ha informado la Guardia Civil en un comunicado.

La operación «Zotolan», desarrollada por esa Unidad de Policía Judicial y enmarcada en la lucha contra la piratería digital, se inició en mayo de 2017, cuando el representante de la marca Microsoft en España denunció la existencia de una página web que podía dedicarse a la venta y distribución a través de internet de productos de la citada marca de forma fraudulenta, fuera de los canales legales de distribución.

Por parte de los investigadores se comprobó la existencia de esta web, que daba soporte a una tienda virtual que no se encontraba legalmente registrada y que podía estar ubicada y gestionada desde un domicilio en la ciudad de Sevilla.

Esta investigación, bajo autorización judicial, se encontró con el problema de identificar plenamente el entramado de esta empresa y a las personas que la gestionaban, debido al anonimato que puede dar Internet. De hecho, el dominio investigado estaba registrado y soportado en un «hosting» alojado en Suiza, realizándose de forma paralela por los investigados continuos cambios de titularidad de líneas telefónicas con el fin de impedir su identificación y localización.

Finalmente, la Guardia Civil logró dar con la identidad de las dos personas que presuntamente gestionaban la tienda virtual y comprobaron que realizaban «continuos envíos de soportes digitales a todo el territorio nacional». Las indagaciones también pusieron de manifiesto «la existencia de una actividad de blanqueo de capitales que servía para canalizar las ganancias de dicha actividad ilícita».

Descargas ilegales de software

En el registro realizado en la vivienda del detenido y del investigado, los agentes se incautaron de equipos informáticos, discos duros externos, soportes digitales, documentación, programas informáticos falsificados y otro tipo de material relacionado con los supuestos delitos cometidos. Comprobaron que en el mismo momento de realizar la requisa en un ordenador de la vivienda se estaban realizado descargas ilegales de software amparadas por licencias de uso.

El detenido responde a F.J.M.S., de 36 años de edad, y posee amplios conocimientos informáticos, mientras que el investigado es J.M.M.N., de 71 años de edad y padre del detenido, quien supuestamente realizaba los envíos de paquetes a terceras personas que adquirían los productos falsificados.

Las diligencias instruidas han sido entregadas en el Juzgado número 16 de Sevilla, dando por finalizada la investigación y teniendo como resultado el desmantelamiento de uno de los principales puntos de venta de material informático falsificado en la localidad de Sevilla.

Las ganancias eran cuantiosas, máxime cuando una licencia original de un sistema operativo es de aproximadamente de 147 euros y en la página web denunciada, se estaban vendiendo por 49,95 euros, teniendo en cuenta los gastos de adquisición del software ilegal eran mínimos pues son descargados de internet o comprados en mercados asiáticos a muy bajo precio.

Desde el Equipo de Delitos Tecnológicos de la Guardia Civil recuerdan y recomiendan a los usuarios la importancia de adquirir software original, desde canales de distribución autorizados y de páginas web de confianza, pues el hecho de utilizar este tipo de programas falsificados puede poner en grave riesgo nuestro sistemas informáticos y comprometer nuestras credenciales y nuestras identidades digitales, que pueden ser utilizadas por organizaciones delictivas dedicadas al ciberdelito. Todo ello, aparte del daño económico que se infringe a las empresas, que se dedican a la creación, distribución, de este tipo de soportes.