El portavoz municipal del PP, Beltrán Pérez
El portavoz municipal del PP, Beltrán Pérez - VANESSA GÓMEZ
URBANISMO

El PP da tres meses a Espadas para tomar una decisión sobre la Gavidia

Condiciona a ese plazo el apoyo de su grupo para sacar adelante cualquier proyecto que ponga en valor el edificio

SEVILLAActualizado:

Al PP se le agota la paciencia con el asunto de la Gavidia y ha decidido dar un ultimátum al alcalde de Sevilla, Juan Espadas, para que tome una decisión sobre la antigua comisaría. Así de tajante se han mostrado el portavoz del grupo municipal del Partido Popular, Beltrán Pérez, durante la rueda de prensa que ha ofrecido junto a la concejal María del Mar Sánchez Estrella, durante la que ha ofrecido un plazo de tres meses para «iniciar algún tipo de proceso». El edil popular ha recalcado que «si de aquí a marzo no hay ningún avance, dejará de contar con el apoyo que este grupo le ha ofrecido por el bien de la ciudad».

Pérez ha recordado que se comprometió con el regidor a respaldar con sus doce concejales cualquier «propuesta sensata» que haga sobre la Gadivia, pero «han pasado ya seis meses y sigue sin plantear ninguna iniciativa». Por eso ha considerado que «no se puede perder más tiempo cuando el edificio, que está en pleno Centro, sigue en ruinas y nos cuesta 100.000 euros al año».

El portavoz del PP en el Consistorio sevillano ha avanzado que si en esos tres meses no hay respuesta, su grupo planteará un proyecto «acorde con nuestro modelo de ciudad» y será la única idea que apoyen en un futuro. «Ese proyecto -ha continuado- será el que ofrezca más valor y genere más puestos de trabajo». También ha destacado la importancia de que incluya la rehabilitación del convento de San Hermenegildo para dar uso a todo el conjunto.

Esa iniciativa no descarta retomar el plan que ya se puso en marcha durante el anterior mandato y que quedó paralizado tras el cambio de Gobierno. Aquella propuesta para levantar un centro comercial, ha recordado Pérez, estaba a expensas de su publicación en los boletines oficiales. El edil popular dice entender la postura del alcalde, que quiere otro modelo para el edificio, pero ha lamentado «la falta de iniciativa».

Tampoco ve razonable la decisión de abrir un proceso consultivo para dar uso al inmueble, pues «los proyectos no se pueden hacer al gusto de los licitadores, sino acorde con el modelo de ciudad de los gobiernos», ha considerado.