Manuel Tobaja Villegas ya estuvo en prisión siete años en Puerto Rico por apropiación indebida y hacerse pasar por sacerdote
Manuel Tobaja Villegas ya estuvo en prisión siete años en Puerto Rico por apropiación indebida y hacerse pasar por sacerdote - RAÚL DOBLADO

Un policía local y su esposa, detenidos e investigados por la presunta estafa del falso cura Tobaja

Habrían participado en una operación que hizo perder una casa de 700.000 euros en Triana a una de las víctimas

SEVILLAActualizado:

Entre los diez detenidos e investigados por la presunta estafa llevada a cabo por el falso cura y presidente de la Fundación Luz del Mundo, Manuel Tobaja, hay un abogado sevillano, un policía local y la esposa de este último. La invetigación se inició a raíz de la denuncia en 2016 de uno de sus prestamistas, Luis Carmona, quien afirma que su amigo Manuel Tobaja le pidió dinero para comprar una finca con el fin de atender a presos y debido a la urgencia con la que necesitaba el dinero le convenció para que firmara poderes a favor del abogado R. D. L. S. Carmona supo después que el abogado firmó un crédito contra su casa con seis particulares, entre ellos el policía local A. L. M y otros tres compañeros en ese cuerpo. Después, el abogado apoderado vendió la casa de Carmona por 700.000 euros a Capacidad de Compra, una empresa apoderada por A. M. P. R, esposa del policía local A. L. M. Todo ello sin el conocimiento del dueño de la casa, según consta en la denuncia.

Cuarenta y ocho horas después de ser detenido por presunta esfafa y después de acogerse a su derecho a no declarar, el juez de Instrucción 4 de Sevilla, Álvaro Martín, dictó este viernes auto de prisión provisional, comunicada y sin fianza para el falso cura Manuel Tobaja Villegas, presidente de la Fundación Luz del Mundo, que adeuda 3,2 millones de euros a decenas de prestamistas, entre los que hay economistas, abogados, constructores, vendedores ambulantes, empresarios, restauradores, etcétera. Tobaja entra en prisión como investigado en un delito de estafa cualificada dentro de una causa judicial que ha sido declarada secreta, según fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA).

El ingreso en prisión se produce diez años después de que aterrizara en España extraditado desde Puerto Rico, donde pasó siete años entre rejas por apropiación indebida y hacerse pasar por sacerdote. A Puerto Rico había llegado huido de España, donde se le había condenado a más de tres años de cárcel por más de medio centenar de estafas a entidades bancarias.

Abogado de oficio

En su declaración ante el juez, Tobaja fue asistido por un abogado del turno de juicio después de que su letrado renunciara a su defensa por falta de confianza en su cliente y porque no le pagaba. No es el primer abogado que lo deja por las mismas razones.

De los diez detenidos esta semana en la operación policial, ocho permanecieron en comisaría hasta su puesta a disposición judicial este viernes. Las otras dos personas detenidas y puestas en libertad esta semana eran dos mujeres, una de ellas la esposa del citado policía local, A. M. P. R., apoderada de la empresa Capacidad de Compra. Asimismo, fue detenido y puesto inmediatamente en libertad con cargos esta semana José Antonio Muñoz, vicepresidente de la Fundación Luz del Mundo, quien asegura ser también una víctima de Tobaja, ya que por prestarle 200.000 euros que no le fueron devueltos perdió una casa en Los Remedios, otra en Cádiz y tres plazas de garaje.

El juez tomó ayer declaración a ocho de los diez detenidos, decretando el ingreso en prisión para Tobaja y la libertad con cargos para el resto. En este grupo están el policía local A. L. M., el abogado R. D. L. S. y el constructor Francisco Andrés Estudillo, este último gerente de la Fundación Luz del Mundo. Todos ellos tendrán la obligación de comparecer como investigados ante el Juzgado de Instrucción 4 de Sevilla de forma periódica para comprobar que no se han fugado.

Escarnio público

Entre los afectados por la presunta estafa de Tobaja hay numerosas personas que le entregaron importantes cantidades de dinero con la promesa de que recibirían el 100% de intereses en cortos períodos de tiempo. Muchos de ellos no se han atrevido a denunciar ante la Policía por el escarnio que suponía que sus nombres salieran a la luz pública o porque el dinero que prestaron no estaba declarado a Hacienda.

La Junta de Andalucía no se ha pronunciado al respecto, a pesar de que varios patronos de la Fundación Luz del Mundo advirtieron al Protectorado de Fundacionesdel Gobierno andaluz de las irregularidades contables de la organización, así como de la posibilidad de que el falso curo pudiera estar lucrándose con el dinero que pedía prestado y no devolvía.