Actualidad

El Pleno aprueba la reprobación de Carmen Castreño e insta a Espadas a que la cese como presidenta

El alcalde de Sevilla deberá pronunciarse sobre si la reemplaza después de la petición formulada por toda la oposición

La edil socialista Carmen Castreño dejará de presidir el Pleno municipal a petición de este mismo
La edil socialista Carmen Castreño dejará de presidir el Pleno municipal a petición de este mismo - ROCÍO RUZ
A.G.R. Sevilla - Actualizado: Guardado en: Actualidad

La edil socialista en el Ayuntamiento de Sevilla Carmen Castreño podría dejar de ser en las próximas horas la presidenta del Pleno del Ayuntamiento después de que ayer se aprobara su reprobación y solicitud de cese como consecuencia de la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía que anula los acuerdos de aprobación del presupuesto de 2016 al no incluir la presentación, debate y votación de las enmiendas de Participa. Esta formación llevó ayer esta moción por la vía urgente y finalmente fue aceptada, de manera que el alcalde de Sevilla, Juan Espadas, deberá ahora pronunciarse sobre si la cesa o no a Castreño de la Presidencia.

La portavoz de Participa, Susana Serrano, defendió la moción acusando a Castreño de cometer un «atropello democrático» y exclamó que por «decoro» y «responsabilidad política», Castreño debe «dejar la Presidencia del pleno». Daniel González Rojas, de IU-CA, recordó que en aquella sesión plenaria, «todos lo grupos dijimos que queríamos votar las enmiendas», con lo que ante el contenido de la sentencia, está claro que «Castreño no debe seguir siendo la presidenta del pleno». «El PSOE no está sabiendo gestionar su minoría», avisó. Por su parte, Javier Millán, portavoz municipal de Ciudadanos, lamentó que se «vulnerasen derechos fundamentales», un hecho que considera «gravísimo». C’s, en ese sentido, promovió una enmienda a la propuesta, no aceptada por Participa, para separar la reprobación de la petición de cese, porque tal extremo corresponde «al alcalde».

Gregorio Serrano, portavoz adjunto del PP, recordó que el PP ya había solicitado la dimisión o cese de Castreño ante un hecho «inédito», toda vez que en aquel pleno tampoco fueron debatidas ni votadas las enmiendas del PP.

Juan Espadas con Antonio Muñoz y Adela Castaño ayer en el Pleno
Juan Espadas con Antonio Muñoz y Adela Castaño ayer en el Pleno- ROCÍO RUZ

El alcalde, el socialista Juan Espadas, contestó a todos los grupos que la sentencia «no es firme», con lo que al caber recurso no se ha dicho «la última palabra». La moción, en ese sentido, es para él «prematura». Pero de todas formas, Espadas defendió que Carmen Castreño actuó «interpretando el reglamento del pleno», es decir ejerciendo «sus funciones, haciendo su trabajo». «Ella entendió que las enmiendas alteraban sustancialmente el proyecto de presupuestos», dijo Espadas, rememorando que ya entonces el PSOE había alcanzado un acuerdo con Ciudadanos e IU-CA, para el contenido definitivo de los presupuestos.

En ese sentido, Espadas defiende que con la aceptación de las mencionadas enmiendas, tanto las de Participa como las del PP, se podía «pervertir» los términos del acuerdo presupuestario ya alcanzado. «Tomó una decisión ejerciendo su labor de interpretar el reglamento. Estaba haciendo su trabajo», dijo asegurando que la sentencia contiene un «error material», porque el Informe de la Intervención General que sostiene que las mencionadas enmiendas no alteraban sustancialmente el proyecto presupuestario no incluye «el último paquete de enmiendas» de Participa, que sí incurrirían en tal situación, según el primer edil.

Tras acusar a Participa de intentar «cobrarse una pieza política», Espadas rechazó de las reprobaciones. En ese sentido, y con relación a los miembros del pleno, avisó de que «hay muchas cosas reprobables, cosas que se hacen aquí y fuera». Así, reclamó que la moción fuese retirada, extremo que no sucedió. Sometida la moción a votación, prosperó con el voto a favor de IU-CA, Participa, el PP y Ciudadanos y el voto en contra del Grupo socialista.

Rechazo al IMD

Por otra parte, El Pleno tumbó, con el voto contrario de PP, C’s, Participa Sevilla e IU, la modificación planteada por el gobierno socialista de la plantilla del Instituto Municipal de Deportes (IMD), defendida por el concejal de Deportes, David Guevara, al contar con el acuerdo de los sindicatos y que plantea amortizar tres puestos y crear otros cuatro. De su lado, la oposición mostraba su rechazo al asegurar que «no había aumento de plantilla tal como se acordó en el plenario».

En este marco, Guevara subrayó que la modificación de la Relación de Puestos de Trabajo (RPT) es «fruto de la negociación colectiva» y considera que el hecho de que no se haya aprobado tendrá que ser explicado por la oposición ante los trabajadores. «Lo que se ha traído no es algo que se haya trabajado individualmente, sino con la plantilla, y se ha traído cuando se ha podido acordar», defendió.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios