Actualidad

La plantilla del Alcázar da una tregua a Espadas y suspende las movilizaciones

El Patronato del monumento celebra el lunes un Pleno extraordinario para abordar la falta de personal

Real Alcázar de Sevilla
Real Alcázar de Sevilla - VANESSA GÓMEZ

La plantilla del Real Alcázar da una tregua al alcalde de Sevilla, el socialista Juan Espadas, al suspender las movilizaciones previstas en el mes de octubre para protestar por la falta de personal tras las jubilaciones y fallecimiento de trabajadores sin que se hayan cubierto las bajas en pleno crecimiento de la visitas. La suspensión de las movilizaciones se ha producido tras la reunión de los delegados de Personal del monumento con Ignacio Pérez Royo, director general de Hacienda del Ayuntamiento y responsable de Recursos Humanos, quien se habría comprometido a hablar con el interventor, José Miguel Braojos, la posibilidad de contratar a más personal en el Alcázar.

Delegados de Personal consultados por ABC afirman que «existe un buen ánimo para solucionar los problemas por parte del Ayuntamiento», razón por la que han aceptado la petición de Pérez Royo de posponer entre una semana y un mes las movilizaciones de protesta. «Los actos se posponen, no se suspenden. Si no hay acuerdo se reactivarán», ha declarado a ABC la delegada sindical Mercedes Hernández, quien recuerda que la plantilla la conforman ahora unas 42 personas, lejos del medio centenar que había hace años. «Se jubilaron tres personas y falleció un trabajador, habiéndose cubierto sólo uno de esos puestos de trabajo. Pero es que además hay cinco plazas dotadas presupuestariamente desde 2010 que no se han creado. Los trabajadores están sobrecargados, lo que ha generado algún accidente de trabajo y estrés continúo. A eso hay que añadir que en 2017 se jubilarán otras tres personas y las visitas no paran de crecer. De hecho, la media anual de visitantes se sitúa ya en los 1,2 millones», ha añadido la misma fuente.

El Ayuntamiento, por su parte, ha reconocido los problemas de personal en el Alcázar, aunque descargando las culpas en el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ya que la tasa de reposicion cero ha impedido estos años contratar a más personas en la Administración.

Los trabajadores se han negado a realizar más horas extras y trabajar los sábados y domingos. «Este fin de semana se ha notado la falta de personal, especialmente el sábado por la tarde y el domingo, cuando en el Real Alcázar sólo estaban el portero de la entrada y los guardas de Prosegur para atender a los visitantes y a la compañía que realiza las visitas teatralizadas. De hecho los actores se han quejado de que la iluminación no ha sido la adecuada».

Por otra parte, el próximo lunes se celebrará un consejo extraordinario del Patronato del Real Alcázar a petición de la representante de Participa Sevilla, Susana Serrano, petición a la que se han sumado los concejales de IU y Ciudadanos. «El tema central del consejo será la falta de personal en el Alcázar y la subida de tarifas, aunque también el control de la taquilla por una empresa externa al monumento y la ejecución de obras.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios