Actualidad

Piden información a Urbanismo para construir un hotel en el edificio de Vilima

El Ayuntamiento ve viable un establecimiento de cuatro estrellas pero pone salvedades al proyecto de reforma

Proponen demoler parte del ático para no superar la edificabilidad permitida

Edificio de los antiguos almacenes Vilima, en la confluencia de la calle Lagar y Buiza y Menzaque
Edificio de los antiguos almacenes Vilima, en la confluencia de la calle Lagar y Buiza y Menzaque - RAÚL DOBLADO

La propiedad del edificio Vilima, situado en la confluencia de las calles Lagar y Buiza y Mensaque, ha solicitado al Ayuntamiento de Sevilla información urbanística sobre la posibilidad de restaurar el inmueble para destinarlo a hotel de cuatro estrellas. La Comisión Local de Patrimonio ha informado favorablemente aunque con salvedades sobre la obra de reforma propuesta, según fuentes consultadas por ABC.

El edificio que acogiera los almacenes Vilima, una casa del siglo XIX tiene 5.517 metros cuadrados construidos sobre una parcela de casi mil metros. El suelo es urbano y la normativa exige la protección de varios elementos del inmueble, entre ellos la disposición del zaguán, la portada de la fachada de la planta baja, así como las fachadas de primera y segunda planta, la primera crujía, la escalera de servicio, las cubiertas, el patio y galerías.

Pero lo más destacable es que el edificio, cerrado desde hace 18 años, está una parcela de usos terciarios del denominado Conjunto Histórico, donde la nueva normativa lo ha dejado fuera de ordenación por varios motivos, entre otras cosas por tener una altura de cuatro plantas más ático, cuando la máxima permitida es de tres plantas más ático.

El tener más plantas de lo que ahora permite la normativa hace que el edificio casi duplique la edificabilidad máxima permitida, razón por lo que se propone al Ayuntamiento demoler parcialmente el inmueble, más exactamente casi todo el ático. El Ayuntamiento ve admisible un hotel en un edificio cuya parcela tiene usos terciarios, pero encuentra difícil encajar la posibilidad de que haya superficies que puedan usarse de forma colectiva sobre la tercera planta mediante la construcción de una escalera, con lo que se esfuma la posibilidad de que el establecimiento pueda contar con una terraza-bar.

Fuentes de la familia propietaria del inmueble han confirmado a ABC que hace un año solicitaron al Ayuntamiento información urbanística sobre la posibilidad de rehabilitar el inmueble para destinarlo a hotel. Los propietarios ya intentaron en 2009 destinar el edificio a hotel e incluso llegaron a firmar un contrato de alquiler a largo plazo con la cadena High Tech, que anunció su intención de invertir unos 6 millones de euros para reformar el edificio y convertirlo en un establecimiento de cuatro estrellas. El plan que cerró el centro al tráfico rodado durante el Gobierno de Alfredo Sánchez Monteseirín y el rechazo entonces del Ayuntamiento a que entraran taxis hasta el futuro hotel dieron al traste con el proyecto.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios