AUMENTA EL CÁNCER DE MAMA EN MENORES DE 45 AÑOS

«¿Pesimista porque estoy enferma? Problema el que hay en Siria que no tienen quien les eche una mano»

La Carrera de la Mujer batió ayer el récord de participantes de todas las edades

Carmen Chao ayer en la Carrera de la Mujer
Carmen Chao ayer en la Carrera de la Mujer - RAÚL DOBLADO

Con 60 años de edad, un tipazo y su pelito corto, Carmen Chao salía ayer de la avenida República Argentina para enfilar Santa Fe y llegar a la meta de la Carrera de la Mujer.

Ella ya es campeona porque está en tratamiento y lo lleva divinamente. La receta no es otra que la ciencia y la conciencia de ser positiva además de la ayuda y el cariño que tiene de asociaciones, de su grupo del Virgen del Rocío y del equipo sanitario que la atiende.

Dice con una alegría y una serenidad asombrosa que ella no tiene problema que para problema «los que están en Siria que no tienen quien les eche una mano».

Aconseja a todas las mujeres que estén ojo avizor y no bajen la guardia y que acudan además al programa de prevención que tiene el SAS y que realiza mamografías a mujeres de entre 50 y 69 años sin síntomas.

El metro, las carreteras, los autobuses, las paradas de taxi, los bares, las calles que conducen a Los Remedios... Sevilla era ayer rosa.

Estaba invadida por una marea de mujeres con camisetas rosas de todas las edades y condición social, solas, acompañadas, de la capital, de pueblos no cercanos, enfermas, sanas, en silla de ruedas, con bebés en carritos, con mascota, cantando, bailando, llorando, reflexionando, concentradas...

La Carrera de la Mujer congregó ayer a más de 12.000 participantes, además de a numerosos hombres que aunque no llevaban dorsales sí iban con camiseta rosa en señal de solidaridad.

Se batió el récord de esta competición que lleva ya once años celebrándose para concienciar de la importancia de prevenir el cáncer de mama e inculcar hábitos saludables a la población.

La marcha, patrocinada por Central Lechera Asturiana, partió a las diez de la mañana de la avenida Alfredo Kraus y durante cerca de dos horas recorrió varias calles de Los Remedios —al final se cambió el itinerario previsto— con la armonía y la alegría que transmitían las participantes saludando a las decenas de fotógrafos apostados por las esquinas que las retrataban.

Junto al mensaje que traslada la competición no hay que olvidar que los fondos recaudados se destinan a proyectos solidarios. Además de los más de 670.000 euros donados a la Asociación Española contra el Cáncer (AECC) desde 2004, este año la organización de la Carrera de la Mujer Central Lechera Asturiana ha entregado 5.000 a los nuevos proyectos solidarios con los que también colabora activamente: Mundo Cooperante, Asociación Clara Campoamor, y Fundación GEICAM. Las participantes también aportan su granito de arena a estas organizaciones e, incluso, donar su pelo a Pulseras Rosas para comprar pelucas que se entregan gratuitamente a enfermos de cáncer con pocos ingresos económicos.

La médica experta en prevención de la ACCE en Sevilla, Lola TorresCuadro, destacó los ocho millones de euros que la asociación ha dedicado este año en España a 22 proyectos de investigación elegidos por su aplicación clínica.

Torres Cuadro advirtió de que el cáncer de mama está aumentando en menores de 45 años y que la edad de aparición se adelanta más por lo que toda medida preventiva que se adopte es poca. Porque hoy día la mayoría de los casos se curan y hay tratamientos enfocados a cada mujer como consecuencia de los tests de masa tumoral que se hacen: histológico, genético, molecular, etcétera.

También hay fármacos inmunoterápicos y no hay que olvidar el programa de detección precoz del SAS para mujeres entre 50 y 69 años, sin síntomas, al que hay que acudir por su eficacia preventiva.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios