Un momento del desalojo del pasado miércoles en el Ayuntamiento
Un momento del desalojo del pasado miércoles en el Ayuntamiento - ABC

Participa Sevilla le da un aviso a Espadas tras el desalojo de los extrabajadores del Lipasam

La formación no habla de retirar su apoyo al PSOE pero sí de iniciar un proceso de debate

SEVILLAActualizado:

El Grupo Municipal de Participa Sevilla celebraba ayer una asamblea política en la que se esperaba una respuesta contundente de la formación morada tras el desencuentro evidente con el Gobierno municipal a partir del desalojo de los extrabajadores eventuales del Lipasam el pasado miércoles. Sin embargo, al término de la reunión, la portavoz municipal de Participa, Susana Serrano, sólo dio un aviso al alcalde Juan Espadas sin llegar a referirse abiertamente a la ruptura del acuerdo que dio, junto a IU, el sillón de la Alcaldía al socialista.

El toque de atención viene de la mano del anuncio de abrir «un proceso de decisión, de poner encima de la mesa» la postura que mantiene Participa en el Ayuntamiento.

No va más allá aunque eso sí, Serrano no esconde la intención de «tomar otro rumbo» ante las «medias verdades de un alcalde que está más preocupado de la situación institucional del PSOE que de mejorar la vida de la ciudadanía hispalense».

El partido se reunía ayer en el espacio social «La Verde Morá», en el Pumarejo, para hacer balance de estos dos años de gobierno local. En la asamblea, que ya estaba prevista y no se ha convocado tras los incidentes en el interior del edificio consistorial, se expusieron «los incumplimientos» del alcalde respecto a los compromisos adoptados con la formación morada que según Participa se remontan al minuto 1 de la legislatura de Espadas.

En declaraciones ofrecidas a los medios de comunicación, Serrano asegura que en la reunión recogieron el «hartazgo» de muchos colectivos sociales que exigen «un cambio» y «se realizó una necesaria y profunda reflexión sobre el camino a seguir de Participa».

Además de agotamiento, en la reunión se valoró «iniciar conversaciones con otros grupos políticos que también han mostrado su malestar con este gobierno local para recordarle a Espadas que gobierna en minoría, y no respeta ni la democracia ni la institución del Ayuntamiento».

Denuncia a a Cabrera

Con respecto al desalojo, en el que también se vieron inmersos ediles de Participa, Serrano asegura que fueron expulsados «violentamente» del edificio por el «hecho de querer reunirse con los exeventuales de Lipasam». Por ese motivo la formación, dice su portavoz, «iniciará medidas legales contra el Ayuntamiento y la Delegación de Seguridad que dirige Juan Carlos Cabrera».

El delegado municipal defendió esta semana la actuación de los policías locales y recordó que los trabajadores que fueron desalojados llevaban semanas protestando en la puerta del Ayuntamiento y «ejerciendo su libre derecho con la autorizaciones y permisos». Pero que la situación se desbordó cuando se les autorizó la entrada para que se reunieran con los concejales de IU y Participa y aprovecharon la oportunidad para intentar ocupar algunas dependencias municipales. «Se les pidió en reiteradas ocasiones que desistieran de la actitud hostil y que desalojaran voluntariamente el Ayuntamiento; se les pidió que volvieran a las oficinas de los grupos municipales de IU y Participa que habían autorizado su entrada; recibiendo negativas por respuesta y obligando al desalojo por parte de la Policía Local», aseguró Cabrera.

A esto se suma que la justicia no les ha dado la razón a los trabajadores desalojados, exeventuales de Lipasam que reclaman entrar en la bolsa de trabajo. Sin embargo, el juzgado de lo Social número 2 sostiene que los contratos que firmaron para campañas específicas de Navidad y verano no les da derecho a que la empresa les haga fijo discontinuos.