El Consistorio daba por finalizado el proyecto de la red de saneamiento que se inició en octubre
El Consistorio daba por finalizado el proyecto de la red de saneamiento que se inició en octubre - VANNESA GÓMEZ
REPORTAJE

Obras en la calle Amor de Dios de Sevilla: el verde se impone al cemento

El Ayuntamiento hispalense retomará las obras esta semana en la céntrica vía tras las presiones vecinales

SevillaActualizado:

«Todo se puede cambiar si nos movilizamos. Nos gustaría que esta protesta vecinal se extendiera por toda la ciudad porque las cosas se consiguen si se luchan», dice Reyes Tirado, presidenta de la Red Sevilla por el Clima y vecina de la calle Amor de Dios. El Ayuntamiento daba por finalizadas las obras de la red de saneamiento y abastecimiento en la céntrica vía y, sin embargo, se van a retomar esta semana para reurbanizar la zona y hacerla más accesible, segura y sostenible tras las presiones vecinales.

La obras de la calle Amor de Dios han dado un giro inesperado, algo que sin duda ha sido elogiado por los residentes. «No ha sido fácil, pero han escuchado nuestras peticiones», explica Tirado. A finales de noviembre, los vecinos, los comerciantes y la comunidad educactiva del IES San Isidoro se movilizaron, bajo el lema «¡Árboles por Amor de Dios!», y recogieron más de 2.000 firmas para que el proyecto de reurbanización se aprovechara, entre otras, para acometer una plataforma única, aceras más amplias y establecer plazas de aparcamientos estrictamente necesarias.

El instituto fue más allá y exigió que se eliminasen las barreras arquitectónicas, se instalara arboleda y se disminuyeran los límites de velocidad. «Del instituto salen a diario más de 1.000 personas y sufrimos problemas de inseguridad. Las motos pasan a gran velocidad, los autobuses públicos aceleran para que se aparten los chicos y hay demasiados coches en las horas puntas. Algo peligrosísimo», manifestó Juan José Perales, profesor del instituto desde hace 38 años a este periódico.

Ciudad sostenible

En sentido, la Red Sevilla por el Clima expresa que la calle Amor de Dios, una de las principales arterias del centro de Sevilla, es un buen ejemplo de lo que «queremos hacer en la ciudad, un lugar donde prime el peatón, la salud, la seguridad y la accesibilidad». La capital hispalense ha superado en numerosas ocasiones los niveles de contaminación permitidos y «eso está relacionado con el transporte, algo que se puede evitar poco a poco entre todos».

Los vecinos entregaron el documento con todas peticiones al alcalde Juan Espadas en unas jornadas en Sevilla sobre el clima y la energía a finales de noviembre. «Siempre que haya margen de presupuesto y posibilidad técnica se pueden llevar a cabo las peticiones pertinentes», señaló al tiempo que indicó que «ojalá todos los vecinos tuvieran las cosas tan claras como ellos».

Y, efectivamente, la pasada semana, el delegado del distrito Casco Antiguo, Juan Carlos Cabrera, y técnicos de Emasesa y Gerencia de Urbanismo, presentaron el proyecto definitivo de la calle Amor de Dios, ante los vecinos, comerciantes y entidades sociales, incluyendo las peticiones de los mismos.

La vía quedará como plataforma única con el objetivo de dar continuidad al tránsito peatonal y a la accesibilidad universal y, contará, por primera vez, con arbolado de sombra y con medidas de «calmado» de tráfico que contribuirá a reducir la contaminación y la seguridad vial.

Las obras cuentan con una inversión de 586.000 euros y un plazo de ejecución de cinco meses, contando desde octubre. La fecha de finalización de las mismas está prevista para marzo.