SANIDAD

El hospital de Valme aborda el cáncer de ovario con una pionera técnica de quimioterapia

Cuatro mujeres han sido tratadas con esta terapia y están bien y sin recaídas

Grupo interdisciplinar de profesionales que intervienen en esta técnica
Grupo interdisciplinar de profesionales que intervienen en esta técnica - ABC

El hospital universitario Virgen de Valme de Sevilla ha tratado a lo largo del último año a un total de cuatro mujeres diagnosticadas con cáncer de ovario avanzado a través de un abordaje multidisciplinar que incluye la administración de la quimioterapia intraperitoneal con carácter ambulatorio y el balance que hace ahora de la aplicación de esta novedosa técnica es muy positivo.

Implantada hace un año por este centro de forma innovadora en Andalucía, es una terapia compleja cuyas investigaciones demuestran una mayor efectividad en el tratamiento de este tumor frente a la quimioterapia intravenosa sola. El carcinoma de ovario constituye uno de los cánceres más letales, el quinto tumor más frecuente en las mujeres. En sus etapas iniciales suele cursar sin síntomas; de ahí la dificultad de su diagnóstico precoz. Precisamente, ese impedimento lleva a que se presente en estadios avanzados con diseminación abdominal, convirtiéndose en un tumor con una elevada mortalidad.

Su tratamiento combina la cirugía con quimioterapia intravenosa. Sin embargo, arroja una supervivencia global del 44 %, que varía dependiendo del tipo de tumor y de la evolución de la enfermedad. Ante esta realidad, la quimioterapia intraperitoneal consigue incrementar la esperanza de vida de las pacientes afectadas. Desde su implantación hace un año, el servicio de Oncología Médica de dicho hospital ha planteado como terapia a un total de seis pacientes. Finalmente han sido sólo cuatro las que se han beneficiado de la misma, dado que dos de las mujeres seleccionadas no cumplían los criterios clínicos para ello.

De las otras cuatro que han recibido esta técnica, tres ya han finalizado el tratamiento con respuesta completa y sin recaídas. La otra paciente se encuentra en la actualidad recibiendo los correspondientes ciclos de este tratamiento antitumoral sin complicaciones.

El responsable del área de Oncológica Ginecológica, José Fuentes, destaca que «la quimioterapia intraperitoneal no está exenta de riesgos y no es válida para todas las mujeres». Explica que es una terapia antitumoral indicada como opción de tratamiento alternativo sólo en cáncer de ovario avanzado, tras tratamiento quirúrgico óptimo y un buen estado de la paciente.

Entre las desventajas se encuentra el aumento de los efectos adversos principalmente relacionados con la presencia de un catéter peritoneal; incluido el dolor, efectos gastrointestinales e infección. La administración directa de la quimioterapia en la cavidad abdominal a través de un  catéter logra una exposición mayor y durante más tiempo de las células tumorales con el fármaco por lo que se consigue eliminar las diseminaciones microscópicas del tumor y minimizar el riesgo de recaídas.

María Dolores Fuentes
María Dolores Fuentes- ABC

María Dolores Fuentes fue la primera mujer que recibió en toda Andalucía esta técnica exitosa que se implanta en Valme. Tenía un tumor de 16 centímetros en un ovario y como era candidata al novedoso tratamiento una vez operada se lo administraron. Cuenta que iba tres días por semana y que uno recibía quimioterapia en vena y dos con el catéter en el abdomen. Fueron sesiones con sus más y sus menos porque lo pasó mal por los efectos secundarios. A día de hoy está contenta y sin tratamiento alguno haciendo su vida normal «dentro de lo que cabe». De 49 años de edad, tiene una hija y le faltan palabras de agradecimiento para el equipo que la trató.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios