Raisa es una perra Staffordshire Bull Terrier que en febrero cumplirá 4 años
Raisa es una perra Staffordshire Bull Terrier que en febrero cumplirá 4 años - A.P.F.
LOS PERROS TIENEN DE GASTO AL AÑO UNA MEDIA DE 1.500 EUROS

No son juguetes sino seres vivos

Las clínicas veterinarias advierten del tiempo y dinero que necesita una mascota

SEVILLAActualizado:

En estas fechas se suele regalar a los niños animales de compañía sin una reflexión previa sobre lo que supone tener uno de estos animales, pongamos por caso un perro, que es la mascota más frecuente. Como seres vivos que son, con inteligencia y sentimientos, necesitan tiempo, dedicación, educación, y una serie de comidas y vacunas, como mínimo, que generan unos gastos nada desdeñables en una economía familiar.

Entre 700 y 1.500 euros cuesta de media el mantenimiento anual de un perro y unos 800 un gato, según datos que ofrece la presidenta de la Asociación de Empresas Veterinarias Clínicas de Sevilla, Beatriz Asencio Vega.

«La gente —sigue— se mueve por impulso a la hora de regalar una mascota sin tener idea de lo que necesita y por eso en estas fechas que tanto se suele regalar quiero llamar la atención para que sepan lo que conlleva este regalo. Es importante para nosotros concienciar a toda aquella persona que esté pensando en adquirir un nuevo compañero de que se trata de un ser vivo, con unas necesidades que cubrir en cuanto a salud, alimentación, educación y algo tan importante como la dedicación y el tiempo (paseos, juegos, etc.). Estas obligaciones tendrán que ser asumidas durante toda su vida».

Afirma que en estas fechas es muy frecuente el aumento de cachorros que llegan a las clínicas veterinarias, porque son regalos y sus dueños quieren que sean revisados o bien piden cita para la vacunación. Asencio precisa una serie de recomendaciones a tener en cuenta a la hora de adquirir una mascota.

«Lo primero —destaca— es pensar antes de tener un animal si vamos a disponer del tiempo y espacio suficiente. En segundo lugar, si vamos a poder afrontar los gastos para la manutención como cuidados veterinarios, alimentación e higiene, entre otros. Tercero, evitar camadas indeseadas mediante esterilización. Cuarto, educar a los animales para lograr un comportamiento adecuado, que permita su vida diaria en el entorno. También quiero recordar que en Andalucía es obligatoria la identificación de perros, gatos y hurones. Con este acto conseguiremos localizar nuestras mascotas en caso de pérdida».

La forma de adquirir las mascotas es a través de la compra, ya sea a criadores, a particulares, en tiendas; o adoptándolas en refugios y protectoras.

En los últimos años, según Asencio, no ha disminuido el número de mascotas que han sido recogidas.

Refiere un estudio de la Fundación Affinity que habla de 137.000 perros y gatos abandonados en España, en Sevilla, llegaron a 2.687 los que recogió de las calles de la ciudad el centro municipal zoosanitario los ocho primeros meses de 2016, de los que 833 eran perros y 509 gatos.

«De esa cifra nacional tan espeluznante un 45 % será adoptado, un 16% volverá con sus dueños, un 12 % permanecerá en los refugios, un 7 % se sacrificará y el 20 % sufrirá otras situaciones, como fallecimiento o acogidas en casas hasta encontrar un nuevo dueño. Además, cada vez es mayor el número de perros y gatos que son recogidos sin identificar, con la dificultad que supone no poder devolverlos a sus dueños», asegura.

Agrega que a las estadísticas anteriores debemos sumar que el 68% de los perros recogidos se encuentran en buen estado de salud, frente al 32 % que están enfermos o heridos. El 30 % son cachorros, el 57 %, adultos y el 13 %, seniors. Por raza, el 81 % son perros mestizos y el 19 % son razas puras,

«De todos estos animales que llegan a los refugios y protectoras —explica Beatriz Asencio— el 89 % de los animales ha sido encontrado por la propia entidad, Policía o particular y un 11 % es llevado por las personas que los abandonan». En cuanto a los motivos principales por los que se abandona un perro el 15% se debe camadas indeseadas, el 13% a problemas de comportamiento, otro tanto a que es fin de temporada de caza, el 12% a factores económicos y el 8 % a pérdida de interés por el animal.

Este año que acaba la condición de seres vivos de las mascotas ha sido avalada, incluso, por el Congreso de los Diputados. La Cámara Baja ha aprobado por unanimidad que los animales dejen de ser considerados cosas y, en cambio, sean reconocidos, jurídicamente, como seres vivos. Ahora tendrá que modificarse el Código Civil, la Ley Hipotecaria y la Ley de Enjuiciamiento Civil.