Actualidad

Mercasevilla acumula 12 millones de pérdidas y 24 millones en deudas

El Ayuntamiento tendrá que asumir las pérdidas si la empresa va a liquidación

Entrada al mercado mayorista de Sevilla
Entrada al mercado mayorista de Sevilla - JESÚS SPÍNOLA

Las pérdidas y deudas acumuladas por la empresa Mercasevilla, en concurso de acreedores, la ponen al borde de la liquidación, lo que obligaría al Ayuntamiento de Sevilla a hacerse cargo de sus números rojos, según fuentes consultadas por ABC. Las cuentas depositadas en el Registro Mercantil ponen de manifiesto que en los últimos años ha perdido 12,3 millones de euros, 5,7 de ellos el pasado año. Ello ha hecho que sus fondos propios sean de -4.9 millones de euros.

Las pérdidas que registra no se deben a su actividad ordinaria, que equilibra gastos e ingresos en torno a los 5 millones de euros, sino a las indemnizaciones a las que tiene que hacer frente por la mala gestión de sus gestores en varias operaciones. En este sentido, Sando le reclama 24 millones de euros: 14 millones por una sentencia que condenó a Mercasevilla por incumplimiento de un contrato para construir naves en un solar que no contaba con suministro eléctrico (la sentencia ha sido recurrida ante el Tribunal Supremo) y 10,4 millones de euros por no poder ejercer la opción de compra de los suelos del mercado mayorista.

Sin embargo, en las cuentas de Mercasevilla la empresa sólo recoge 17,6 millones de deudas a corto plazo. La empresa es optimista y no ha provisionado todas las cantidades que se le reclaman por entender que sólo existe una posibilidad remota de que la sociedad tenga finalmente que pagar las cantidades que le reclama Sando. Así, de los 10,4 millones que la promotora le pide por expirar el contrato de compraventa de los suelos sin poder hacer efectiva la operación, Mercasevilla sólo ha provisionado 6,1 millones, cantidad que le entregó Sando como fianza para la opción de compra. Mercasevilla entiende que ese contrato de compraventa, que está dirimiéndose en la jurisdicción penal, fue fraudulento.

Por otra parte, Mercasevilla se ha visto obligada a provisionar 1,6 millones de la fianza impuesta a su exdirector general, Fernando Mellet, por presuntos delitos de prevaricación, malversación y tráfico de influencias por irregularidades en ERE aprobados entre 2003 y 2007.

La empresa se encuentra ahora en una disyuntiva, ya que ha presentado concurso con la pretensión de llegar a un convenio de acreedores. El concurso ha paralizado las reclamaciones de cantidades y el devengo de más intereses por su deuda, pero Mercasevilla no las tiene todas consigo. Sando, el mayor acreedor, sabe que si no llega a un acuerdo de pago de su deuda en cinco años (a partir de entonces prescribe) será el Ayuntamiento quieren se haga cargo de la factura, como responsable solidario y porque se trata de una concesión municipal en la que se acordó que al finalizar recibiría los activos y pasivos de la sociedad concesionaria.

La posibilidad de una ampliación de capital en Mercasevilla para sumir las deudas por parte de sus socios —Ayuntamiento (51,4%), Mercasasa (48.39%) y mayoristas (0,1%)— quedó abortada por problemas legales. Mercasa, empresa de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (Sepi), no puede portar dinero en empresas mixtas, y Mercasevilla lo es porque la integran mayoristas privados. Eso explica el interés de la presidenta de la sociedad en comprar las acciones de mayoristas, a lo que ellos no han accedido por ahora.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios