Juan Bautista Alcañiz, Serafín Romero y Juan Manuel Contreras
Juan Bautista Alcañiz, Serafín Romero y Juan Manuel Contreras - M. J. LÓPEZ OLMEDO
SALUD

«El médico es el último eslabón en la cadena de las aseguradoras»

Sevilla acogerá el I Congreso Nacional del Ejercicio Privado de la Medicina que analizará la situación del profesional en este ámbito

SEVILLAActualizado:

Los recortes y el deterioro en la sanidad pública han acaparado los focos mediáticos durante los últimos años, desviando la atención de la situación que viven los médicos en el ámbito privado. Los grandes grupos sanitarios y las aseguradoras también ejercen una tremenda presión sobre los profesionales, con condiciones precarias y bajos salarios que influyen directamente en la calidad asistencial. Esa realidad de la que poco se ha hablado será el tema central del I Congreso Nacional del Ejercicio Privado en la Medicina que ha organizado el Colegio de Médicos de Sevilla y que reunirá a 240 participantes.

La cita permitirá crear ese necesario espacio de debate para un colectivo poco dado a la denuncia y a la queja. Ponentes de todos los ámbitos participarán en las jornadas que comenzarán este jueves, como ha avanzado el presidente de la Organización Médica Colegial, Serafín Romero Agüit, durante la presentación del programa, acompañado por el presidente del Colegio Médico de Sevilla, Juan Bautista Alcañiz. Durante su turno de palabra ha aclarado que «no es un congreso de medicina privada, sino del ejercicio de la medicina privada, que es muy diferente». El máximo representante de la profesión en España ha destacado que «el especialista ha dejado de ser un profesional liberal para convertirse en un funcionario, tanto en el sistema público como en el privado». Con esa afirmación se ha referido a «la pérdida de decisión», por las imposiciones que se hacen tanto de un lado como del otro, dejando «al médico como el último eslabón en la cadena de las aseguradoras», ha sentenciado.

Juan Bautista Alcañiz, Serafín Romero y Juan Manuel Contreras
Juan Bautista Alcañiz, Serafín Romero y Juan Manuel Contreras-M. J. LÓPEZ OLMEDO

«Hace quince o veinte años los profesionales que estaban en el SAS tenían una gran satisfacción, porque los salarios eran buenos y también las condiciones de trabajo. Luego llegaron los recortes y hubo una marcha hacia la medicina privada», ha recordado el doctor Romero Agüit. Los cambios en ese sector han llegado algo más tarde, pero de forma rápida, casi como una revolución, a juzgar por sus palabras. Según explica, «las consultas privadas desaparecieron para dejar paso a las grandes clínicas» y eso ha atado más a los facultativos, sujetos a condiciones no siempre dignas.

«Ni siquiera nos permiten establecer una tabla de referencia salarial para actos médicos»

«Ni siquiera nos permiten establecer una tabla de referencia salarial para los actos médicos, porque las autoridades de Competencia te sancionan», ha advertido. Sin embargo, considera fundamental que se pongan en común los problemas y todo lo que preocupa a estos colegiados. Para ello se ha dividido el congreso en cinco mesas redondas, huyendo del modelo de las ponencias sin debate. Cada una de ellas será moderada por periodistas relacionados con el sector sanitario o especializados en temas sociales como el director de Efe Salud, Javier Tovar; la directora de Diario Médico, Carmen Fernández; el periodista de COPE Ángel Expósito, el periodista Javier de Benito y el redactor jefe de Andalucía de ABC Sevilla, Juan José Borrero.

Los coloquios tratarán asuntos como los agentes que conforman el ejercicio privado de la Medicina, la equiparación a las condiciones que se ofrecen en el resto de la Unión Europea, la relación laboral entre el médico, la compañía aseguradora y los centros hospitalarios y los derechos y deberes en el ejercicio privado.

Tras la organización de esta cita está el secretario general del Colegio Médico de Sevilla, Juan Manuel Contreras, quien ha valorado al «amplia participación» en las jornadas que se celebrarán el jueves y el viernes en la capital andaluza. Según ha explicado, «además de oír a los profesionales, se consultará a los pacientes, que están representados en algunas mesas» y con las conclusiones se elaborará un decálogo para defender el ejercicio de la profesión en este ámbito y, sobre todo, las garantías asistenciales de los que recurren al médico privado.