JUAN BAUTISTA ALCAÑIZ

«Con más vigilancia habría menos agresiones a médicos»

El presidente del Colegio sevillano recuerda a la Administración que los recortes no pueden afectar a la salud

Juan Bautista Alcañiz no desvela si volverá a presentarse en las elecciones de 2018
Juan Bautista Alcañiz no desvela si volverá a presentarse en las elecciones de 2018 - ROCÍO RUZ

Hoy que el Colegio de Médicos celebra los actos en honor a su patrón, San Lucas, su presidente hace un repaso por la sanidad y las asignaturas pendientes que aún no ha superado con tantos recortes.

Antes repasa estos años de su mandato que ya ha pasado el ecuador desde que tomó posesión en septiembre de 2013. Dice que es muy positivo porque se ha conseguido llevar a cabo seis cuestiones fundamentales del programa: bajar la cuota colegial, potenciar la docencia, incidir en la calidad de las actividades científicas, actuaciones para el reconocimiento de la dignidad del médico dada su responsabilidad, atraer a la juventud y potenciar aquellos colectivos más desfavorecidos y que cuentan con menos medios como son los médicos de familia que no tienen fluidez con los equipos multidisciplinares de los hospitales a la hora de hacer una consulta necesaria para un caso importante de un paciente.

A la pregunta de si se va a presentar entonces a las elecciones de 2018 Juan Bautista Alcañiz dice que «a eso no le contesto pero sí le digo que he luchado para que esta candidatura tenga continuidad, sea conmigo o con otra persona, aunque luego tendrá que venir gente joven, claro, uno no puede atrincherarse en los sitios».

Asevera que los recortes está afectando a todo porque «las agresiones, por ejemplo, tienen que ver en gran medida con el poco tiempo que empleamos en ver a un enfermo o con que el paciente llega un día y ve a su médico, al día siguiente se encuentra a otro y esa tensión se paga con el médico además de que se ha perdido el respeto y la educación que se tienen que dar en el colegio y en la familia».

Comparte las quejas de muchos de sus colegas sobre la cantidad de papeles que tienen que rellenar y apenas les quedan tiempo para hablar con el paciente.

«Eso no es bueno y además hay que recuperar la confianza y el respeto mutuo entre el enfermo y el médico, tener tiempo para hablar, conversar... Eso no se puede perder», señala Juan Bautista Alcañiz.

Sobre las agresiones a médicos asegura que antes había vigilancia en los ambulatorios y se notaba, «no se registraban tantas agresiones, y ahora la han quitado como consecuencia de los recortes».

También se ha pronunciado sobre la sanidad privada en la que «hay más camas y una tecnología punta que supera a la pública»

«La sanidad privada ocupa un 30% de todas las necesidades asistenciales a expensas del bolsillo de quien elige esa opción. Eso está liberando recursos para la pública ¿Se imagina qué pasaría si todos los que tienen médicos privados dijeran que se pasan a la seguridad social? El sistema no los podría absorber».

En su opinión, la sanidad pública sale adelante en parte por el esfuerzo de todos los profesionales que ponen en su trabajo un celo tal que compensa los déficits.

«Mire, si hay recortes que haya, pero no pueden afectar a la salud.La salud está arriba en la pirámide del bienestar. Si no hay salud no se genera riqueza, entre otras cosas importantes en la vida», apostilla.

Otro problema «enorme» es la falta d egeriatras y añade: «En el Virgen Macarena estaba el profesor Martínez Manzanares y luchó por la geriatría con un equipo fantástico, pero lo quitaron de buenas a primeras».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios