Operario de Lipasam
Operario de Lipasam - ROCÍO RUZ

Más de 200.000 kilos de basura «extra» recogidos en Sevilla en medio mes

La primera fase del plan de choque de Lipasam se salda con 94 intervenciones en decenas de barrios de la ciudad

SEVILLAActualizado:

A modo de respuesta a las críticas de la oposición del día anterior, el gobierno local sevillano difundió ayer datos sobre la ingente cantidad de basura recogida en la fase inicial del que se ha venido a llamar plan de choque de limpieza por parte de la empresa municipal de este ámbito, Lipasam, que arrancó a mediados de octubre. Las cifras subrayan que han sido muchos los residuos recogidos, pero este hecho tiene también una lectura inversa: se han retirado muchos porque, sencillamente, había muchos. Lo que no siempre debería tener una lectura positiva.

Con todo, el Ayuntamiento expuso que ha culminado la primera fase de su plan, realizado a través de 119 contrataciones extraordinarias, con un balance de 208.500 kilos de basura recogidos en un total de 94 intervenciones en 76 barrios de la ciudad durante medio mes de desarrollo del plan.

Según se indicó, este programa se ha desarrollado a través de la distribución del «personal de refuerzo contratado de forma extraordinaria y dentro de los estrechos límites que permite el marco legal actual del Ministerio de Hacienda» y con una programación de actuaciones basada en un diagnóstico de aquellas áreas con mayor margen de mejora. Sus funciones suponen un complemento a las labores ordinarias de limpieza y recogida de residuos que realiza Lipasam.

Brigadas especiales

En todas estas zonas en las que se ha intervenido en la primera fase del plan de choque, se han realizado labores de baldeo mixto de viales, barrido mixto con barredora de media capacidad, brigada especial de limpieza y reparación y limpieza de contenedores. Para ello, además de las contrataciones, se han asignado como recursos cuatro baldeadoras, ocho brigadas, ocho barredoras medianas y una docena de hidrolimpiadores.

Una vez culminada esta primera fase, la dirección técnica de la empresa incluida en una de las áreas a cargo del concejal Antonio Muñoz ha realizado una nueva programación hasta el 31 de diciembre determinando que se volverá a intervenir una segunda vez en todos los barrios en los que se ha actuado y se incorporarán, de acuerdo con los diagnósticos que determinan los márgenes de mejora existentes, otros 30 barrios de los once distritos. En todos ellos, se realizarán dos intervenciones.

Este plan de choque, «el más ambicioso llevado a cabo por Lipasam en los últimos seis años», tiene así como objetivo realizar en torno a 300 intervenciones en más de 107 barrios distribuidos por los once distritos con el objetivo de realizar una mejora sustancial que luego se mantenga a través de la concienciación y sensibilización ciudadana y de los trabajos programados durante todo el año de limpieza y recogida.

En paralelo, en cualquier caso, el equipo técnico y el comité de empresa mantienen sesiones de trabajo con regularidad para establecer cambios en el sistema implantado por el PP durante el mandato pasado, que se mantiene hasta ahora, con el objetivo de dar una mejor respuesta a la población y adecuar el servicio a las particularidades de los barrios de la ciudad.