Actualidad

Más de 200 personas, atendidas en Sevilla por atragantamiento

La obstrucción de las vías respiratorias son más comunes en comidas y cenas navideñas; De todas las Emergencias atendidas por estos motivos en Andalucía, en diciembre se concentra un 9 por ciento de ellas

Una persona ayuda a un atragantado - ABC
M.B. Sevilla - Actualizado: Guardado en: Actualidad

En lo que va de año han sido atendidas por atragantamiento en Sevilla 208 personas, y un total de 1.222 en toda Andalucía, según la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias que acude a la llamada de estas personas cuando sufren uno de estos percances, algo que en estas fechas de comidas y cenas navideñas es más corriente. De hecho, según Emergencias, en diciembre se concentra el 9,5 por ciento de las peticiones de asistencia por este motivo. Durante todo el año 2015 hubo 225 de asistencias a Emergencias por atragantamientos en Sevilla y en toda Andalucía fueron 1.245.

El atragantamiento, puede producirse por cualquier material que penetre en la vía respiratoria (alimentos, prótesis dental, juguetes, monedas...) impidiendo el paso del aire a los pulmones. En ese momento se produce una asfixia, de forma que el organismo queda sin oxígeno, con posibilidad de que se produzcan lesiones graves o la muerte en pocos minutos. En los adultos, se produce con más frecuencia sihay ingesta de gran cantidad de bebidas alcohólicas.

La Empresa Pública de Emergencias Sanitarias colabora con la Fundación Mapfre junto con la Sociedad Española de Medicina de Urgencias y Emergencias (SEMES), en la campaña «Sos respira», dirigida a informar acerca de las pautas de actuación en caso de que se produzca un atragantamiento. La campaña se está llevando a cabo en más de 400 establecimientos de Sevilla, donde técnicos sanitarios están enseñando a los hosteleros cómo actuar de forma rápida y eficaz frente a un atragantamiento mediante la maniobra de Heimlich.

Cómo actuar: la maniobra de Heimlich

Las personas que sufren una obstrucción de la vía aérea suelen llevarse las manos a la garganta, es el signo universal del atragantamiento. Si el atragantamiento es parcial, la persona afectada toserá, momento en el que se recomienda animarla a que siga haciéndolo y solo en el caso de que esta tos sea inefectiva, débil y la persona presente síntomas de dificultad respiratoria, se recomienda iniciar las técnicas de desobstrucción de la vía aérea.

Se recomienda situarse al lado de la persona, sujetar el pecho con una mano, inclinarla hacia delante para facilitar la salida del objeto en el caso de que se moviese y dar una serie de cinco golpes secos entre los omóplatos con el talón de la mano para ayudarle a expulsar el cuerpo extraño.

Si esta técnica no resuelve el problema, hay que iniciar compresiones abdominales o la denominada maniobra de Heimlich. Para ello, hay que situarse detrás de la persona y rodear su cintura con los brazos, inclinarla hacia delante y cerrar una mano metiendo el pulgar dentro de ella y situar esta zona de la misma en la línea media del abdomen, entre el ombligo y el extremo inferior del esternón. A continuación, se sujeta esta mano cerrada con la otra y se presiona bruscamente el puño con un moviendo rápido hacia dentro y hacia arriba.

Esta técnica se repetirá en cinco ocasiones, y se alternará con cinco golpes en la espalda, y se continuará hasta conseguir la desobstruir la vía aérea. Si la situación no se resuelve, la persona puede entrar en parada cardiaca.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios