Marto Morillo
Marto Morillo - ABC
MI OTRA VIDA

Marto Morillo: el pescador de mascotas

Marto Morillo compatibiliza su trabajo en un puesto del mercado de Las Canderarias con la coordinación del voluntariado de una protectora de animales

SEVILLAActualizado:

Además de atender un puesto de pescado en el mercado de Las Candelarias, Marto Morillo dedica gran parte de su tiempo en «su otra vida» a coordinar el voluntariado en la Asociación Lasa «La sonrisa animal», una organización sin ánimo de lucro que rescata, cuida e incentiva a adoptar o apadrinar mascotas para que puedan optar a una mejor vida.

- ¿Por qué una protectora de animales?

- No solo es una protectora, junto a Nani (su mujer), somos voluntarios en La Carpa una asociación que se dedica a ayudar a las personas sin techo y cuyo fin es lograr buscar un lugar donde puedan recibir asistencia médica, social y techo y en el Banco de Alimentos de Sevilla. Es muy importante compartir las mismas inquietudes y anhelos. Ella además es socia de dos ONG's.

- ¿Cuáles serían las necesidades principales en Lasa (La sonrisa animal)?

- Supongo que similares a las de otras protectoras. No recibimos ninguna aportación pública y todo se reduce a las cuotas de socios, venta de merchandising, lotería de Navidad y algún evento que organizamos. En el ámbito humano, siempre estamos necesitados de voluntariado que nos puedan ofrecer algo de su tiempo libre, aunque crean que es poco, para nuestros «ángeles» les pueden dar ese cariño, un paseo o ayuda en la limpieza para hacerles la vida más grata.

- ¿Por qué el verano es una estación tan «horrible» para las mascotas?

- En julio y agosto ocurre lo que el resto del año, como al final de la temporada de caza o tras la época de celo de las gatitas, agravado quizás por lo complicado de encontrar residencias vacacionales y playas en las que permitan el acceso con tu mascota, empujan a muchos a que ese animal que en Navidad o Reyes fue un regalo se convierta en una carga, y por eso acaben muchos de ellos en carreteras o gasolineras. Es un problema de conciencia y falta de compromiso. En Lasa (La Sonrisa Animal) después de cada acogida o adopción le hacemos seguimiento a cada uno de ellos para evitar todo esto.

- ¿Cuáles serían las mascotas que más se abandonan?

- Los más abandonados sin duda, son perros y gatos, más cualquier animal puede acabar así. Tenemos problemas en nuestros parques con cotorras americanas y otros que tras ser adquiridos, hacen sueltas incontroladas e invaden y acaban con otras especies autóctonas.

- ¿Los sevillanos en general tratan bien a los animales?

- Nunca me ha gustado generalizar, más teniendo a voluntarios que lo dan todo por ayudar, pero las cifras están ahí. Andalucía en España y Sevilla en Andalucía lideran el ránking de abandonos de animales. Culturalmente los animales nos han servido para labores de trabajo duro, guardia y cacería, y aún así el trato que les hemos dispensado nunca ha sido acorde y respetuoso. No hay más que ver cuántos hay en parcelas y fincas sin chips, vacunas ni condiciones mínimas.

- ¿Hay algún caso que os haya llamado la atención por su dramatismo?

- Uuuufff, no pararía de contar casos «tremendos». Pero por darte un ejemplo, apareció un cachorro en un camino rural, dentro de un saco, apaleado y deshidratado, según el veterinario llevaría allí tres días, el desalmado que lo hizo pensó que lo había matado. Hoy ese ángel vive, tiene un hogar y no guarda rencor a los seres humanos.

- ¿Y también os llegan animales exóticos?

- Aparecen abandonados todo tipo de especies. Los últimos «fichajes» han sido una tortuga, un pato maltratado en un parque urbano de una localidad sevillana y unos agapornis.

- ¿Cómo se compagina el trabajo en una protectora con el hecho de ejercer de pescadero?

- Más que compaginar, es quitar tiempo a otras actividades para dedicarla a estos ángeles. La mirada de cualquiera de ellos, sus rabitos altos en los paseos, sus lametones, su alegría cuando llegamos. Un animal es pureza, sin interés, entrega, amor desmedido. Recibimos lecciones a diario e incluso te hacen ver la vida de otra manera, su percepción del tiempo es distinta a la humana. Os recomiendo una visita a cualquier protectora para comprobarlo

- ¿Cuenta Lasa actualmente con los voluntarios necesarios?

- El número de voluntariado oscila según la disponibilidad de cada uno. El trabajo, los estudios, las vacaciones y otros factores influye a la hora de dedicar horas a nuestra pasión. Intentamos motivar e incentivar a todos e inculcar el amor y el respeto a las nuevas generaciones que se acercan a echar una manita. El perfil sería el de una persona con sensibilidad especial para captar todo ese caudal de amor que emiten nuestros ángeles, ya que socialmente cohabitamos de todos los estratos y sensibilidades culturales y políticas distintas. Nos une la misma pasión.

- ¿Un defensor de los animales usaría insecticida?

- Cada persona, cada ser es distinto a otro. No todos los animalistas tenemos las mismas sensibilidades e inquietudes aunque pongo la mano en el fuego porque todos y cada uno de ellos luchan por acabar con el maltrato, la falta de respeto y la muerte sin sentido que sufren muchas especies. En mi caso si te sirve cualquier insecto que entra, es invitado a salir a la calle con el recogedor o por la ventana abierta de par en par si es volátil.

- ¿Cuántos animales acoge la protectora ahora?

- Lasa puede llegar a tener en algunos momentos más de doscientos animales a su cargo, llegando prácticamente al borde del colapso y de no poder atender la alta demanda de seres necesitados. La ayuda increíble y admirable de una red de acogidas hacen posible el cumplimiento de este sueño. De esta bendita locura de ofrecer un hogar a cada uno de nuestros ángeles.

- ¿Cómo se consiguen todos los recursos necesarios para que la asociación pueda seguir adelante?

- El alimento y los gastos veterinarios acumulan mayoritariamente la carga económica que soporta cualquier protectora, pero te comento sin dudar que quitando donaciones puntuales, exprime la mayor parte de los ingresos antes comentados, ya que hay algunos ángeles que necesitan piensos especiales, con un costo altísimo.

- ¿Cómo se podría colaborar?

- Hay un sinfín de maneras de colaboración con Lasa, desde ser socio por 3 euros al mes, teaming por 1 euro, adquirir algún tipo de merchandising, ser casa de acogida, pueden hacer alguna donación de pienso, mantitas, o medicamentos usados no caducados, etcétera.

- ¿Todos los socios son sevillanos?

- No todos los socios son sevillanos, las redes sociales hoy en día ayudan a difundir la labor que realiza Lasa. Tenemos socios en distintos puntos, que asimismo encuentran la forma de colaborar con nosotros. Acabamos de recibir la visita de una persona del País Vasco que ha aprovechado su estancia en nuestra tierra para hacer una donación para pienso.

- ¿Qué pediría a aquellos que están pensando en tener una mascota?

- Me gustaría provechar esta oportunidad para rogar y crear conciencia, que si no desean que sus mascotas tengan camadas indeseadas, esterilizarlas evitar abandonos o muertes futuras, que la adopción evita el contrabando de animales o el mercadeo como forma de negocio, que estamos hablando de seres que sienten, que sufren y que quien tiene la suerte de compartir su vida con alguno comprobará que nos siguen dando lecciones de amor, fidelidad y compromiso. Respetaré infinitamente a cada persona que no comparta mi pasión. Solo les pido que no les hagan daño. Siempre habrá un voluntario, o una protectora que haremos lo que esté en nuestras manos hasta lograr que los abandonos y el maltrato sean historia.