Uno de los vehículos de Tussam
Uno de los vehículos de Tussam - ROCÍO RUZ
TRANSPORTE PÚBLICO

Las líneas de Tussam que más usan los sevillanos

El autobús urbano de Sevilla supera los 29 millones de pasajeros durante los primeros cuatro meses del año

SEVILLAActualizado:

El autobús urbano es el medio de transporte público por excelencia de Sevilla. A falta de otra alternativa, los ciudadanos recurren de forma masiva a los vehículos de la empresa pública Tussam para sus desplazamientos, que solo en los primeros cuatro meses del año ha sumado 29 millones de viajeros, un 3% más que durante el mismo periodo de 2017.

Los datos los ha dado a conocer este martes el delegado municipal de Seguridad, Movilidad y Fiestas Mayores, Juan Carlos Cabrera en un comunicado, en el que ha desvelado que abril ha sido un mes de récord histórico, con 8.074 millones de usuarios transportados (un 8% más que el año pasado).

Durante este primer cuatrimestre, la línea más frecuentada ha sido la 2 (Barqueta-Polígono San Pablo-Ciudad Sanitaria-Heliópolis), con una demanda de 2,38 millones de pasajeros. Le sigue en este raking la número 27 (Sevilla Este-Plaza del Duque), con 1,52 millones de viajeros. El tercer lugar es para las circulares de mayor recorrido, C1 y C2, que alcanzaron los 1,47 millones y 1,39 millones de personas transportadas, respectivamente.

Las que más crecen

Estas últimas líneas son igualmente las que más crecen porcentualmente, sumando 110.308 viajeros más que en 2017, en el caso de la C2 y 75.619 (un 6% más), para la C1. No obstante, el mayor incremento lo ha registrado el autobús que conecta el núcleo urbano de Sevilla con el aeropuerto de San Pablo y que, junto con el taxi, es la única alternativa al coche privado. La Especial Aeropuerto ha logrado 103.163 viajeros más que en 2017, un 40% más.

Respecto al uso de los distintos títulos de viaje, el más utilizado durante este cuatrimestre ha sido el bonobús sin transbordo con el 24%, seguido por el bonobús con transbordo que se sitúa, entre primera cancelación y transbordo, en el 19%. En ambos casos, estas cifras suponen una bajada de más de un punto en su uso respecto al año pasado, algo que está relacionado con el trasvase de usuarios a la Tarjeta de Estudiante. Este título ha experimentado un importante crecimiento ya que, con 2.205.096 cancelaciones —8% del total— ha registrado un aumento en su uso del 186% respecto de la tarjeta universitaria del año pasado.