Las escuelas infantiles son una pieza clave para la conciliación familiar de los padres que trabajan fuera de casa
Las escuelas infantiles son una pieza clave para la conciliación familiar de los padres que trabajan fuera de casa - ABC
Educación

La Junta recorta a 30.000 familias sevillanas las ayudas que recibían para las escuelas infantiles

El PP cifra los afectados en Sevilla por la reforma del sistema de bonificaciones que aprobó sin consenso Educación

SEVILLAActualizado:

El Partido Popular, a través de su vicesecretario de Sociedad del Bienestar del PP de Sevilla, José Luis García, ha aportado el primer dato aproximado de las familias sevillanas que se han visto afectadas por el cambio en el sistema de bonificaciones para el acceso a las escuelas infantiles en el tramo de edad que comprende de cero a tres años. Según los populares, el decreto ley aprobado por la Junta de Andalucía supondrá un «tijeretazo» a las ayudas que venían percibiendo 30.000 familias sevillanas en el pasado curso escolar.

Un recorte que ya barruntaban sindicatos y asociaciones que aglutinan a estos centros educativos, que se han revelado claves para favorecer la conciliación familiar-laboral. Una patronal que se ha venido manifestando en contra del nuevo decreto que castiga especialmente a la clase media.

Con la nueva norma se ha modificado la tabla de bonificaciones. Antes había cuatro tramos del 25%, el 50%, el 75% y el 100% en la reducción de la cuota mensual que debían pagar las familias por cada niño matriculado. Ahora los tramos se extienden a nueve con un mínimo del 10% en el precio subvencionado en función de los ingresos familiares. Además se han endurecido los criterios económicos para poder conseguir algún tipo de ayudas.

La diferencia es notable. Con el decreto de 2009, que ha estado en vigor hasta este último curso, en un hogar compuesto por tres miembros no podía entrar más de 44.730,84 euros al año o el equivalente a dos Iprem (el Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples). Ahora, ese mismo hogar sólo tendrá bonificación si no ingresa más de 31.311,59 euros o el equivalente a 1,4 Iprem.

Esta bajada en el umbral de acceso a las ayudas es la fórmula que ha usado la Junta para poder financiar una ampliación de la oferta de plazas conveniadas en más de 15.000, según datos aportados por la consejera Sonia Gaya recientemente en el Parlamento, incrementando muy levemente el presupuesto. Menos del 4%.

A costa de la conciliación

El dirigente popular denunciaba así que para el nuevo curso educativo habrá más plazas en educación infantil, si bien ha indicado que éstas «serán a costa de que no se subvencionen la mayoría, lo que supondrán un mayor desembolso de los sevillanos y una traba para la conciliación familiar», ya que habrá familias de padres mileuristas que tengan que renunciar a la plaza y buscar alternativas que en no pocas ocasiones pasan por la salida del mercado laboral de las mujeres.

Desde la Junta defienden que el nuevo sistema beneficia a los que más lo necesitan y que ya existen 3.360 familias más con la plaza completamente bonificada en toda Andalucía. Según afirmó la consejera en el Parlamento, el 80% de las solicitudes recibirá algún tipo de bonificación, pero no ofrecía el dato de las familias que perderán la subvención o ésta se verá reducida para el próximo curso.

Desde la bancada popular lamentan que este nuevo decreto «supone un tijeretazo a los derechos de los andaluces» y refleja que ni la consejera de Educación ni la presidenta de la Junta «ven que esta educación de cero a tres años es vital, pues es cuando se detectan de manera precoz muchas de las patologías en los niños».

El PP recordaba también a las 600 escuelas infantiles de la provincia, en las que se están produciendo despidos «al no saber cuántos niños se van a matricular, cuáles están bonificados, y cuántos se quedan o se van».