Entrada al colegio Altair
Entrada al colegio Altair - ABC
Educación

La Junta de Andalucía seguirá «luchando» contra la diferenciada aunque respeta el fallo

Los padres y los centros afectados se congratulan por una sentencia que avala la libertad de elección de centro que desean para sus hijos

SEVILLAActualizado:

Tras conocer el fallo del Tribunal Constitucional la Jutna de Andalucía ha afirmado que seguirá «luchando» y defendiendo «la coeducación en lugar de la segregación». La consejera, Sonia Gaya, afirmó en una nota de prensa que «respeta» el fallo pero no lo comparte porque «rompe el principio de igualdad que debe prevalecer en la enseñanza sostenida con fondos públicos».

La sentencia ha sido acogida con entusiasmo por centros y padres afectados. Desde Altair, uno de los centros con este modelo, su director Javier Delgado, se mostró satisfecho y decía estar «de enhorabuena». «Nos da mucha alegría la noticia sin haber leído la sentencia», decía Delgado, asegurando que es positivo para las familias que van poder «ejercer con libertad su derecho a elegir el modelo pedagógico para sus hijos».

Un fallo que, según Delgado, confirma que el modelo de educación diferenciada «es tan legal, constitucional y válido como al educación mixta que también respetamos». Por ello, el director de Altair insistió en que esto supone que puedan «coexistir» los dos modelos. Y que llega en pleno proceso de escolarización y cuando este centro tiene más demanda que oferta.

Los padres también lo han celebrado. La presidenta de la Ampa de Altair, Gemma García, acogió la noticia «con gran alegría» porque nuevamente un Tribunal, «vuelve a reconocer que la educación diferenciada es legítima y no discriminatoria y por tanto, no podemos ser discriminado por haber elegido este modelo pedagógico»._García insistió en pedir «respeto» para las familias que quieren estos centros. «Es educación diferenciada y no «segregada», matiz peyorativo que algunos siguen usando», dijo.

La asesora jurídica de la Federación Andaluza de Centros de Enseñanza Privada, CECE-Andalucía, Carmen Mora, lo valoró de forma muy positiva no sólo para los centros, «sino para la libertad en educación y la posibilidad de crear centros con proyectos distintos de los creados por los podepúblicos y financiados para que ejerzan su derecho a elegir familias menos favorecidas».