REMONTA LA ACTIVIDAD EN LOS DESPACHOS

José Luis Lledó: «Desde que hay Gobierno la gente va a los bancos y, por tanto, a las notarías»

El notario sevillano ha sido designado nuevo decano del Colegio Notarial de Andalucía hasta 2020

José Luis Lledó quiere que la sociedad conozca más a los notarios
José Luis Lledó quiere que la sociedad conozca más a los notarios - ABC
AMALIA F.LÉRIDA Sevilla - Actualizado: Guardado en: Actualidad

El Colegio Notarial de Andalucía, que abarca las ocho provincias Ceuta y Melilla, y representa a cerca de 500 notarios, tiene nuevo decano hasta el año 2020. Se trata de José Luis Lledó González, notario de 59 años de edad que quiere abrir la profesión a la sociedad intensificando la presencia del colectivo, —desde hace poco, por ejemplo, ya pueden celebrar casamientos— en distintos ámbitos. No menos importante para él es potenciar las relaciones con la Universidad, las administraciones públicas y las principales instituciones andaluzas.

Porque la actividad en los despachos está remontando después de una crisis que ha obligado a serias regulaciones de empleo y, concretamente, de la caída de la compraventa de viviendas que, junto a las hipotecas, son los dos negocios más relevantes de las notarias, seguidas por los testamentos y las herencias.

No en vano dice Lledó que desde que hay Gobierno «la gente va a los bancos a que les preste dinero y, por tanto, a las notarías».

Estos profesionales, como otros tantos operadores jurídicos, no saben a qué atenerse y tienen que lidiar día a día con la diarrea legislativa que hay en Andalucía, España y Europa, tres ámbito que son fuentes del Derecho y que desconcierta al sector.

Otra cuestión que los tienes en vilo es que ya la mayoría de las leyes entran en vigor al día siguiente por lo que ha desaparecido el período de 20 días denominado «vacatio legis» que sirve para adaptarse a la nueva situación que se deriva del recién aprobado cuerpo normativo.

Lledó es notario desde octubre de 1984. A partir de junio de 2003 ejerce en Sevilla capital. Ha sido preparador de opositores, profesor de Derecho Notarial de la Universidad Pablo de Olavide, así como del «practicum» de esa Universidad y de la Hispalense.

Anteriormente, ocupó los cargos de vicedecano y de secretario de la junta directiva del extinto Colegio Notarial de Sevilla, así como los de archivero de Protocolos del distrito de Sevilla y vicedecano del Colegio Notarial de Andalucía.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios