Rafael Belmonte durante una rueda de prensa
Rafael Belmonte durante una rueda de prensa - ABC

Las inversiones municipales no llegan al 10%, según el Partido Popular

Tampoco se han cumplido las transferencias a las empresas públicas, denuncian los populares

SEVILLAActualizado:

El concejal del Grupo Popular del Ayuntamiento Rafael Belmonte aseguró ayer que el grado «real» de ejecución de los gastos incluidos en el proyecto presupuestario municipal de 2017 se reduce al 56 por ciento y, en el caso de las inversiones, a sólo el 9,3 por ciento. Por eso, augura que el Consistorio cerrará el ejercicio presupuestario con un «desastre» de ejecución.

En una rueda de prensa sobre el grado de ejecución de los presupuestos municipales de 2017, el concejal del PP Rafael Belmonte reaccionó a un reciente comunicado en el que el Gobierno local socialista defendía que tras ser definitivamente aprobado el presupuesto el pasado mes de abril, la institución local culminó el tercer trimestre del año con el presupuesto de gastos ejecutado en un 66 por ciento.

En ese sentido, Belmonte precisó que tales cifras «corresponden al gasto autorizado, que no significa nada», asegurando que la «cifra real de ejecución total (de los gastos) es del 56 por ciento», un indicativo que se reduciría al 9,3 por ciento en el caso de las inversiones. «De los 33,5 millones de euros previstos para invertir en Sevilla sólo se han gastado 3,11 millones. Resulta inadmisible». Así, desgranó cómo afecta este grado de ejecución a las diversas inversiones comprometidas este año, como por ejemplo en el caso de los 1,5 millones de euros asignados a actuaciones en polígonos industriales, una partida de la que sólo habrían sido ejecutados 323.756 euros según el edil del PP.

En el caso de 22,8 millones previstos para transferir a la Gerencia de Urbanismo, según otro de los ejemplos del concejal, sólo habrían sido derivados 4,73 millones, mientras de 25.000 euros asignados para mejoras en las bibliotecas no habría sido empleado un solo euro.

Por eso, opinó que el Gobierno local socialista «no puede presumir de ejecución», especialmente en lo que concierne a las inversiones. «Y que el gobierno local no venga con excusas de que en el último trimestre se adjudican muchos contratos, porque aunque las cifras variasen, se prevé un desastre en la ejecución de 2017».

Todo ello, según el concejal popular, por la «tardía» aprobación del presupuesto municipal de 2017, cuya negociación estuvo marcada por no pocos desencuentros entre el PSOE y las fuerzas de oposición, y «una manifiesta falta de capacidad en la gestión de todas las áreas» municipales por parte de los socialistas. Igualmente, recordó el edil que tras cerrar el Ayuntamiento su ejercicio 2016 con un remanente negativo de tesorería de cinco millones de euros, «la ley obliga, preferentemente, a dejar de gastar en el ejercicio presente esos cinco millones para no incurrir en desequilibrio».

Sí se cumplen los ingresos

Sí reconoció el concejal del PP que la ejecución de las previsiones de ingresos alcanzan el 86 por ciento. «Para recaudar sí se da prisa el alcalde, aunque sepa que no vaya a gastar todo lo que podría, porque si lo gasta y no lo recauda, no llegaría al superávit previsto, no podría ahorrar, ni arreglar sus remanentes negativos de tesorería», concluyó Belmonte.

Por su parte, el gobierno municipal asegura que el capítulo total de inversiones incluye las que se ejecutarán con cargo al préstamo de 19 millones de euros que ha solicitado el Ayuntamiento y que, al tratarse de obras aplicadas directamente a esta operación financiera, se pueden ejecutar en los próximos dos años, por lo que no es obligatorio llevarlas a cabo en lo que queda de ejercicio. Igualmente, el gobierno socialista defiende que la ejecución presupuestaria de este ejercicio es similar a la de los siete últimos años, ya que su aplicación está condicionada por la legislación estatal vigente.