Rafael Carretero, al fondo en el centro, durante la presentación de la maqueta de la portada de este año
Rafael Carretero, al fondo en el centro, durante la presentación de la maqueta de la portada de este año - Vanessa Gómez

La juez abre diligencias contra Carretero por las irregularidades en la Feria

Una de las adjudicaciones que se frenó inicialmente, estando ya Rafael Carretero investigado, fue la del montaje de la portada por superar en un 10 por ciento el coste presupuestado. El gobierno de Espadas paralizó todos los expedientes y ordenó subsanarlos antes de aprobarlos

SEVILLAActualizado:

Las presuntas irregularidades cometidas por el exjefe del Área de Fiestas Mayores del Ayuntamiento, Rafael Carretero, en el montaje de la Feria de Abril de los años 2014 y 2015 también podrían haberse extendido a este último año a pesar de estar ya siendo investigado por la Fiscalía, que lo ha denunciado por cohecho y malversación. Según ha podido confirmar este periódico de fuentes municipales, el interventor ha puesto reparos en los meses previos a la organización de la Feria de 2016 a varios contratos adjudicados por Carretero porque su cuantía final era superior al coste estipulado en el Presupuesto. El más llamativo de ellos fue el del montaje de la portada, que este año ha estado dedicada al edificio en el que actualmente tiene su sede el Conservatorio de Danza. Estos procedimientos de adjudicación tuvieron que ser reformulados tras las indicaciones del principal funcionario municipal, encargado de velar por el cumplimiento de la ley en el Ayuntamiento, gracias a que el actual gobierno dio orden a Fiestas Mayores de que todos los reparos del interventor fueran subsanados sin excepción.

El pasado martes, por cierto, coincidiendo con el anuncio de la Fiscalía de que se querellará contra Carretero, fue el primer día en que el funcionario que ha montado la Feria durante los últimos 35 años no asistió a su puesto de trabajo. Se jubilará el próximo 7 de mayo, día en el que cumple 70 años, pero se ha tomado vacaciones tras el trabajo de esta edición y no volverá a su mesa. El alcalde, Juan Espadas, y el delegado de Fiestas Mayores, Juan Carlos Cabrera, ya han designado incluso quién será su sustituto, concretamente el aparejador municipal Enrique Fernández, que este año ha estado mano a mano con Carretero conociendo todos los detalles del montaje para poder sucederlo.

Por lo tanto, Carretero ya no tendrá poder de ningún tipo en el Ayuntamiento, donde ha permanecido como responsable de la organización de la Feria con todos los gobiernos que ha tenido la ciudad, una labor por la que ahora tendrá que dar explicaciones ante la Justicia, ya que las acusaciones que ya ha dado a conocer la Fiscalía indican que este funcionario pudo recibir dádivas de varias empresas a las que adjudicaba contratos feriales. A este respecto, los agentes que han llevado a cabo la investigación han tomado declaración a varios encargados de la compañía Ferrovial, que han explicado que le hicieron numerosos trabajos de distinta índole en su chalet de Valencina de la Concepción, como el mantenimiento de su piscina —pintura, depuración del agua, arreglo de escaleras...—, la poda y plantación de árboles —una de las cosas que se investigan son las palmeras que hay en la parcela— y labores de mantenimiento eléctrico o de fontanería, entre otras cuestiones. Las personas interrogadas han asegurado que Ferrovial costeaba los materiales y la maquinaria necesaria para ello y enviaba a empleados de la empresa para acometer los trabajos.

La Justicia determinará si hay responsabilidad penal en la actuación de Carretero, pero en mitad de toda esta investigación, conocida desde hace más de un año, resulta especialmente llamativo que el interventor haya alertado de irregularidades en varias contrataciones de la Feria de 2016, entre ellas la de la portada, por considerar que los precios por los que se iban a llevar a cabo estaban por encima del coste presupuestado.

Diligencias contra Carretero

La titular del Juzgado de Instrucción 3 de Sevilla, Patricia Fernández, ha abierto diligencias contra Rafael Carretero tras la denuncia presentada por la Fiscalía por las irregularidades corroboradas en la instalación de la Feria de Sevilla en las ediciones 2014 y 2015, desveladas en su día por ABC.

Según han confirmado fuentes judiciales a este diario, Fernández (la magistrada que archivó la adjudicación de la mina de Aznacóllar) ha comunicado que será la Policía Nacional quien asuma ahora la investigación, aunque los miembros del grupo especial de la Policía Local podrían ser citados para corroborar o aclarar su informe.