El director general de la Guardia Civil (centro de la imagen) estuvo este miércoles en Montequinto
El director general de la Guardia Civil (centro de la imagen) estuvo este miércoles en Montequinto - Raúl Doblado
Celebración Virgen del Pilar

La Guardia Civil celebra su patrona en Sevilla con la mirada puesta en Cataluña

El director general del Instituto Armado y el general jefe de la IV Zona recuerdan a los agentes desplazados desde Andalucía

SEVILLAActualizado:

«Hoy se echa de menos a los agentes que hace un año estaban en estas instalaciones, honrando una bandera y que hoy están en Cataluña defendiendo todo lo que esa bandera representa». Así arrancaba el discurso del general jefe de la IV Zona de Andalucía de la Guardia Civil, Manuel Contreras, que ha ejercido este miércoles de anfitrión en la celebración de la patrona del Instituto Armado, la Virgen del Pilar, que ha tenido lugar en el acuartelamiento de Montequinto. Una ceremonia que como era previsible ha tenido una constante mirada hacia el conflicto catalán.

Esos recuerdos hacia los 300 agentes destinados en Sevilla y que están en estos momentos desplazados a Cataluña se han evocado en una parte del cuartel que utilizan habitualmente los efectivos del Grupo de Reserva y Seguridad (GRS), que han aportado buena parte de los hombres y mujeres desplegados a más de 1.000 kilómetros de la capital sevillana. Su ausencia no sólo ha marcado el tono de los discursos sino también el desarrollo de los actos, que esta vez no ha contado con el tradicional desfile de fuerzas.

El general Contreras ha estado en contacto con oficiales y suboficiales tras los incidentes sufridos en los que se vieron expulsados de establecimientos hoteleros por la presión de los independentistas. «Eran ellos los que nos daban ánimo a nosotros. Así son los guardias civiles». El jefe de la Guardia Civil en Andalucía proclamó este miércoles su orgullo de pertenencia al Cuerpo.

La Guardia Civil, «un valor seguro»

También tuvo un recuerdo para todas aquellas personas e instituciones «que nos han mostrado su apoyo y cariño». «Los españoles cada vez están más convencidos de que invertir en la Guardia Civil es invertir en un valor seguro».

A la cabeza de las autoridades civiles ha estado el director general de la Guardia Civil, José Manuel Holgado. Su condición de magistrado de la Audiencia Provincial en excedencia pudo influir en que este miércoles hubiera una nutrida representación del poder judicial en el acuartelamiento de Montequinto; entre ellos, el presidente del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), Lorenzo del Río.

El general jefe de la IV Zona de la Guardia Civil durante su discurso
El general jefe de la IV Zona de la Guardia Civil durante su discurso- Raúl Doblado

Holgado también dedicó gran parte de su discurso a respaldar el trabajo que está realizando el Cuerpo Benemérito en suelo catalán. «La inmensa mayoría de la sociedad española os apoya. También a sus familias que han sufrido el acoso, los insultos y escraches por parte de los más radicales». El director general, como momentos antes había hecho el general Contreras, quiso subrayar el cariño demostrado por «aquellos vecinos que incluso han ofrecido sus hogares a los guardias cuando fueron echados, literalmente, de hoteles».

En su alocución mencionó también el gabinete jurídico que se ha constituido en el seno del ministerio para canalizar «todas las denuncias que formulen los agentes». Holgado se ha comprometido a que no se pasará página, después de las críticas que recibió Interior por parte de los sindicatos policiales que acusaron al Gobierno de dejar solos a los efectivos cuando arreciaban las críticas por su actuación en los colegios. «Lo único que habéis hecho es cumplir eficazmente, con profesionalidad y proporcionalidad, con el estado de derecho para que prevalezca el imperio de la ley».

El PP, presente en todos los acuartelamientos

Al término del acto, que este año no ha contado con el ágape que cierra la jornada, el presidente del PP Andaluz, Juan Manuel Moreno Bonilla, confirmaba a los medios que había dado la orden a todos los cargos públicos de su formación política que acudan a las celebraciones por la Virgen del Pilar que tienen lugar estos días en los distintos acuartelamientos de Andalucía. «Es el momento de que arropemos a nuestros Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado».

Este año, con el protagonismo robado por el conflicto catalán, el habitual balance sobre la actividad desarrollada por el Cuerpo Benemérito en el último año ha quedado en un segundo plano y fueron pocas las cifras aportadas. El director general destacó el descenso de la criminalidad de un 12% en la demarcación competencia de la Guardia Civil dentro de Andalucía o las 34.000 personas auxiliadas en servicios humanitarios, entre ellos los 13.000 inmigrantes asistidos principalmente en el litoral andaluz.