«La Virgen con el Niño» es una de las obras más conocidas del pintor sevillano
«La Virgen con el Niño» es una de las obras más conocidas del pintor sevillano - ABC

Una gran exposición retrospectiva en el Bellas Artes será el plato fuerte del «Año Murillo»

Santa Clara acogerá otra muestra sobre la etapa sevillana del pintor en la que la principal obra será «La Virgen con el Niño» que se expone actualmente en la Galería Palatina del Palazzo Pitti de Florencia

SevillaActualizado:

Una gran exposición retrospectiva en el Bellas Artes con las obras más conocidas que están repartidas por los principales museos del mundo y una muestra dedicada a la etapa sevillana del pintor en el Convento de Santa Clara serán los dos grandes acontecimientos sobre los que girará el «Año Murillo» a partir de diciembre de 2017. El Ayuntamiento y la Junta de Andalucía guardan con celo la programación del cuarto centenario del genio sevillano, ya que todavía no cuentan con el presupuesto necesario para abordar esta conmemoración en la que será vital la aportación privada, hasta ahora en letargo en espera de que el Ministerio de Hacienda conceda definitivamente a estos actos la consideración oficial de «Acontecimiento de Excepcional Interés Público», una figura jurídica que garantiza exenciones fiscales para las empresas que aporten dinero a esta causa. Hasta que esa catalogación estatal no se produzca, la comisión técnica que está organizando los fastos tiene orden de guardar sigilo, ya que ni el alcalde de Sevilla, Juan Espadas, ni la consejera de Cultura, Rosa Aguilar, quieren comprometerse a anunciar una programación que, de momento, no pueden sufragar. El Ayuntamiento ha reservado un millón de euros, mientras que la Junta, según desveló ayer el propio Espadas, pondrá algo más de medio millón de euros. Con estas aportaciones no se pueden cubrir las necesidades económicas de las dos principales propuestas que hay sobre la mesa, pero el alcalde también insistió ayer en que hay muchas empresas interesadas en incorporarse y que en el momento en que el Gobierno de la Nación otorgue la posibilidad de desgravar se podrá ejecutar todo lo que se tiene previsto.

El epicentro del «Año Murillo» será una exposición que se celebrará en el Museo de Bellas Artes con todas las grandes obras del gran pintor barroco. La directora de la pinacoteca sevillana, Valme Muñoz, todavía no tiene confirmación por parte de la Consejería de Cultura del presupuesto exacto con el que podrá contar para organizar esta muestra, pero ya está trabajando para obtener las cesiones de los principales museos del mundo. Entre las obras que se quieren solicitar estarían «Mujeres en la ventana», que está en la Galería Nacional de Arte de Washington; «Niños comiendo uvas y melón» y «La pequeña vendedora de frutas», del Alte Pinakothek de Munich; «Cristo después de la flagelación», del Museum of Fine Arts de Boston; «Muchacho con un perro», del Museo del Hermitage de San Petersburgo; la «Inmaculada Concepción» del Museo Soumaya que pertenece a la Fundación Carlos Slim; «Muchacha con flores», de la Dulwich Picture Gallery de Londres; o cuadros del Museo del Prado como «El buen pastor» y «Virgen del Rosario con el Niño». Con toda esta antología, a la que el propio Museo de Bellas Artes de Sevilla sumaría su propia colección —con obras de la talla de «La Colosal», «La Virgen de la Servilleta» o «San Francisco abrazando a Cristo en la cruz»— se pretende componer una muestra única en la historia sobre la que pivotará todo el programa previsto, que contará también con obras de teatro, actividades escolares, artes escénicas, un simposio internacional y otros actos cuya finalidad será establecer la dimensión exacta que para Historia del Arte tuvo el sevillano Bartolomé Esteban Murillo.

Por otra parte, la exposición que se organizará en el Convento de Santa Clara se titulará «Murillo y su estela sevillana» y tendrá como principal atractivo la que quizás sea la obra más representativa a nivel internacional del pintor nacido en la Magdalena. Se trata de «La Virgen con el Niño», una pieza crucial en el legado de Murillo que se exhibe en la Galería Palatina del Palazzo Pitti de Florencia, institución a la que ya se le ha cursado la petición para que el lienzo venga a Sevilla a finales de año. La comisión técnica que organizará los fastos lleva ya meses trabajando en esta exposición en la que se pretende mostrar cuál fue la influencia de Murillo en los pintores sevillanos posteriores y en qué medida Sevilla está reflejada en sus coetáneos.