Imágen de archivo de la Policía de un bolígrafo con cámara
Imágen de archivo de la Policía de un bolígrafo con cámara - P.N.
Tribunales

Grababa con un boli las partes íntimas de las mujeres que iban al baño en Sevilla

Un juzgado condena al hombre, diagnosticado de «v0uyerismo», que logró fotografiar a dos señoras en esa actitud

SEVILLAActualizado:

Un hombre de 58 años de edad ha sido condenado por un juzgado de lo Penal de Sevilla por grabar a las mujeres cuando iban al cuarto de baño. La sentencia, a la que ha tenido acceso ABC, ha sido firmada hace sólo unos días después de que se produjera la conformidad del procesado, y en ella se le condena por delitos contra la intimidad: de encubrimiento y revelación de secreto.

Los hechos se produjeron en enero de 2014 cuando el hombre, que no tenía antecedentes penales, acudió a una reunión de la comunidad de propietarios a la que pertenece en la localidad sevillana de San Juan de Aznalfarache.

Una vez allí, se introdujo en el aseo de señoras y colocó entre la tapadera del wc y la cisterna un bolígrafo que albergaba un dispositivo USB y una cámara «con la finalidad de fotografiar a las mujeres que hicieran uso del aseo y poder observar sus partes íntimas».

Con esta técnica el procesado consiguió grabar al menos a dos mujeres de las que obtuvo fotografías que están unidas a las actuaciones. Se trata de instantáneas en las que se observan primeros planos de las partes íntimas de estas mujeres. Unas instantáneas que provocaron que las dos víctimas, una de las cuales fue la que descubrió el bolígrafo al entrar en el baño,sufrieran «síndrome ansioso» que requirió un proceso de curación de 30 días.

El acusado fue diagnosticado de «voyeurismo» del que es consciente y, segun fuentes judiciales, fue despedido de su puesto de trabajo. Sin embargo, según el fallo, «no tiene deterioro cognitivo ni volitivo salvo en situación en que se presenta la posibilidad de obtener fotografías de mujeres desnudas, semidesnudas o en situaciones íntimas».

Por todo ello y tras la conformidad prestada por el acusado, el juzgado le ha impuesto una pena de siete meses e inhabilitación especial de prisión y seis meses de multa con cuota diaria de cuatro euros , lo que supone un montante de 720 euros. Además el hombre tendrá que indemnizar a cada una de las dos mujeres con 1080 euros por el síndrome ansioso que les provocó.

El juez le ha requisado el bolígrafo para ser destruido ya que al parecer lo había intentado utilizar en más ocasiones haciendo fotos en la playa. También se le ha intervenido el ordenador desde el que veía las fotografías de las mujeres. En cualquier caso el juzgado ha decidido suspender la pena de prisión impuesta al condenado, que no tenía antecedentes penales, con la condición de que no vuelva a delinquir.