La antigua comisaría de La Gavidia tendrá un proyecto firme sobre la mesa a lo largo de este trimestre
La antigua comisaría de La Gavidia tendrá un proyecto firme sobre la mesa a lo largo de este trimestre - J.M. SERRANO

La Gavidia se perfila para ser un hotel de lujo con zonas de uso público

El secretario municipal tumba el centro comercial y aclara que el proceso urbanístico para uso hotelero es más rápido que el deportivo

SEVILLAActualizado:

La antigua comisaría de la Gavidia se venderá con una alta probabilidad. Los estudios jurídicos realizados por el secretario del Ayuntamiento tumban el uso como gran superficie comercial y dejan abiertas sólo dos de las opciones presentadas al concurso de ideas: la deportiva y la hotelera.

Según han confirmado a ABC fuentes municipales, el secretario descarta el proyecto de teatro y salas de cine presentado por Al Andalus, Cada Films y FMA Arquitectos, ya que incluye varias tiendas y eso requiere una tramitación urbanística que no es viable a juicio del alto funcionario.

Por lo tanto, el Ayuntamiento tendrá que decantarse por uno de los otros dos usos propuestos. Sin embargo, el secretario aclara que el procedimiento administrativo para que se apruebe el uso hotelero sería más rápido que el deportivo, lo que despeja el futuro de la Gavidia de manera definitiva para convertirse a medio plazo en un hotel de lujo. Esto significa, además, que no se produciría una concesión, sino que el edificio se vendría, ya que todos los hoteles que se han presentado al concurso de ideas han diseñado sus proyectos a partir de la compra del inmueble. El desbloqueo de la Gavidia coloca, en consecuencia, a tres empresas como favoritas: la cadena Barceló, el grupo Activum y el grupo Milenium.

El alcalde, Juan Espadas, encargó al secretario que hiciera este citado informe de viabilidad de cada uno de los proyectos presentados, pero la decisión final la tendrán todos los partidos con representación en el Ayuntamiento, ya que Espadas no tiene mayoría para aprobar una medida de este tipo. No obstante, el gobierno parte en la negociación con tres condiciones: los dos usos posibles parten con las mismas posibilidades aunque el hotelero sea más rápido; el proyecto ganador está obligado a rehabilitar el edificio y aportar una dotación pública de carácter cultural; y es obligatorio incorporar la rehabilitación de la iglesia de San Hermenegildo. Con estas cartas sobre la mesa, el alcalde ha convocado a todos los portavoces mañana para darles traslado de estos informes y tomar una decisión conjunta.

Partida de diez millones de euros

La iniciativa parece que no tendrá grandes escollos para salir adelante porque el PP está a favor de la venta y confía en el criterio del secretario. Además, en el presupuesto alternativo presentado por Beltrán Pérez se incluye como ingreso una partida de diez millones de euros por la enajenación de este edificio.

Teniendo en cuenta los detalles de los proyectos que se presentaron al concurso de ideas, parten con clara ventaja en la decisión final los hoteleros, ya que todos incluyen la rehabilitación de San Hermenegildo y de toda la plaza de la Concordia para poner este edificio cerrado desde hace años a disposición del Ayuntamiento. De hecho, una de esas iniciativas apuesta por ubicar ahí el futuro Museo de la Semana Santa que promueve la Delegación de Fiestas Mayores.

Lo que queda por resolver a partir de ahora es quién será el comprador. En primer lugar, Barceló apuesta por un hotel de cuatro estrellas superior con 107 habitaciones. Su inversión sería de 16 millones de euros en la obra más la compra del inmueble, a la que destinaría otros 12 millones. Además, esta cadena hotelera rehabilitaría San Hermenegildo e incluso las dos plazas aledañas, la de la Gavidia y la de la Concordia. En San Hermenegildo habría usos culturales públicos siempre que el hotel también pueda aprovecharse de ese espacio para hacer eventos.

Por otra parte, el fondo de inversión internacional Activum, que en España opera con el nombre ASG Iberia, pretende construir un hotel de súper lujo gestionado por un operador internacional. Su inversión es la más importante de todas las que se han presentado: 20 millones de euros para la obra más la compra del suelo. Su propuesta es turística y cultural, por lo que también incluye la rehabilitación de San Hermenegildo como museo.

Por último, el grupo Milenium ofrece un hotel de entre 60 y 70 habitaciones con zonas deportivas y culturales en la planta baja y el sótano que no sólo serían de uso del establecimiento, sino con carácter público. Además, la empresa rehabilitaría San Hermenegildo, pero se lo cedería al Ayuntamiento para que ahí se ubique el Museo de la Semana Santa.

Un gimnasio para 4.000 usuarios

No obstante, también sigue con opciones el proyecto presentado por la empresa Forum Sport, que pretende construir un gimnasio para cuatro mil usuarios con dos piscinas y spa con tienda, cafetería y varios salones para usos sociales. Su inversión es de diez millones de euros, pero en la presentación que hizo a los partidos del Ayuntamiento no incluyó la rehabilitación de San Hermenegildo, algo que tendrá que añadir si quiere aspirar a la adjudicación. Esta empresa tampoco opta por la compra, sino por una concesión administrativa, lo que en principio también le resta puntos en la competición.

Quedan fuera de la pugna el proyecto de los cines y el del centro social Entreadoquines. Pero la resolución de este bloqueo no será sencilla porque hay otros agentes dispuestos a impugnar la decisión si no se ajusta a determinados criterios. Comisiones Obreras advirtió ayer al alcalde precisamente de que se opondrá a «cualquier pelotazo» urbanístico con la Gavidia porque el espacio cuenta «con una catalogación patrimonial y fue declarado como Lugar de Memoria Democrática por la Junta de Andalucía en julio de 2017».

«Si pretende hacer primar intereses particulares con el edificio de la Gavidia a costa del interés general, se encontrará con una oposición firme y contundente por parte del sindicato», señaló el secretario de Relaciones Institucionales de CC.OO. de Sevilla, Carlos Carreño, quien reclamó a Espadas «que prime el interés general», ya que el edificio de la antigua comisaría «costó diez millones de euros en 2006, cantidad que se ha sufragado con cargo al bolsillo de la ciudadanía sevillana, lo que debe traducirse en un uso acorde necesidades de interés general y no subastándolo al mejor postor para beneficio privado».