Patio del palacio de los Condes de Ybarra, construido en el siglo XVIII y reformado en el XIX
Patio del palacio de los Condes de Ybarra, construido en el siglo XVIII y reformado en el XIX - J. M. SERRANO

Una fundación islámica adquiere el palacio de los Condes de Ybarra

Está ligada al jeque saudí Abdulaziz Fawzan, propietario del canal musulmán Córdoba Internacional TV

SEVILLAActualizado:

La Fundación Taqwa, administrada por el controvertido jeque saudí Abdulaziz Fawzan, se ha adjudicado en subasta este lunes el palacio de los Condes de Ybarra, propiedad de Fórum Filatélico, en concurso de acreedores. La operación se habría cerrado en 4,9 millones de euros, aunque está pendiente de la ratificación del titular del Juzgado de lo Mercantil 7 de Madrid, que declaró en 2006 el concurso de acreedores necesario de Fórum Filatélico.

La Fundación Taqwa -constituida con 30.000 euros por Abdulaziz Fawzan, Abdulilah F. Almusharraf y Hussein Hussein Ali- tiene su domicilio en San Sebastián de los Reyes (Madrid). Entre los objetivos de la fundación está el promover, realizar y fomentar la difusión del mensaje de la paz, a pesar de lo cual Abdulaziz Fawsan se ha convertido en un personaje polémico por sus declaraciones propugnando la inferioridad de la mujer.

Conocido entre las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, Abdulaziz Fawsan es un defensor del wahabismo, la rama suní imperante en Arabia Saudí, una de las más radicales del islam. En 2012, el jeque saudí puso en marcha el canal de adoctrinamiento de musulmanes Córdoba Internacional TV, donde se estableció un código de vestimental para sus trabajadores, según el cual no podìan usar prendas ajustadas, transparentes, faldas por encima de la rodilla, escolas o camisetas de tirantes.

Este no es el primer inmueble que compra esta fundación para destinarlo a centro de interpretación islámica y culto. Ya adquirió en 2015 parte del edificio del antiguo casino de Toledo, un edificio histórico de tres plantas con casi 1.000 metros cuadrados y 300 metros de terraza. ABC ha intentando sin éxito contactar con Abdulaziz Fawzan para que confirme sus planes de uso para la casa.

El palacio de los Condes de Ybarra fue construido en el siglo XVIII y reformada en el XIX. Cuenta con 2.170 metros cuadrados construidos, excluidos patios y terrazas. Está levantado sobre un solar de 1.135 metros cuadrados de superficie.

Fachada del palacio que durante años fue sede de la Consejería de Cultura
Fachada del palacio que durante años fue sede de la Consejería de Cultura- jJ. M. SERRANO

Situado en la calle San José 3 de la capital andaluza, en pleno Centro Histórico, este palacio fue hogar de la familia del Conde de Ybarra hasta que la alquiló a la Consejería de Cultura en el año 1986, realizándose importantes obras de consolidación y adecentamiento. En 1997, la Consejería de Cultura abandonó el inmueble para trasladarse al Palacio de Altamira, por lo que la casa volvió a ser utilizada por la familia hasta que en 2002 la vendió a Fórum Filatélico.

Fórum adquirió este palacio para su sede social y de su fundación cultural. En ella, Fórum invirtió 3,5 millones de euros en su restauración y adaptación a sala de exposición. La inversión de Fórum en el inmueble no sólo permitió su restauración, sino que lo dotó de moderna equipación. El palacio, que está protegido urbanísticamente, tiene una capilla con un retablo de estilo neogótico que fue dorado con oro durante su restauración.

Tras descubrirse la estafa piramidal en que consistía el negocio de sellos de Fórum, se declaró en 2006 su insolvencia a petición de un acreedor. Tres años después y para afrontar las deudas de Fórum Filatélico, los administradores concursales de Fórum -el abogado Sánchez-Calero Guilarte, el economista Antonio Moreno Rodríguez y la Agencia Estatal Tributaria- sacaron a la venta por 10 millones de euros el inmueble.

Finalmente, el palacio ha sido subastado y sólo se ha adjudicado a la Fundación Taqwa en el proceso de remate por 4,9 millones de euros, la mitad de su precio de salida. El jeque saudí se ha impuesto a otra oferta empresarial que pretendía convertir el inmueble en un hotel, según ha podido saber ABC.