La consejera de Justicia de la Junta de Andalucía, Rosa Aguilar, abraza a José Enrique Rodríguez
La consejera de Justicia de la Junta de Andalucía, Rosa Aguilar, abraza a José Enrique Rodríguez - EFE/ Ana Mora Segura
Proem-Aid

De Exteriores a la Junta de Andalucía todo son felicitaciones para los bomberos de sevilla en Lesbos

Numerosas personalidades expresaron su felicidad cuando se conoció el veredicto final del juicio de los bomberos de Lesbos

SEVILLAActualizado:

Nada más conocerse la noticia de la libertad sin cargos de los bomberos todo eran felicitaciones. El ministro de Asuntos Exteriores, Alfonso Dastis, expresó su «gran satisfacción» por la decisión de la justicia griega y aseguró estar «encantado de haber apoyado a gente que hace tanto por los demás». Cabe recordar que el cónsul de España en Grecia, Juan Sáez de Heredia, estaba presente en la sala de vistas y que se había enviado a la traductora oficial de la embajada para asistirles, dado que la lengua era una de las principales trabas con las que se enfrentaban estos funcionarios.

Tampoco tardó en reaccionar la presidenta de la Junta, Susana Díaz. «Os esperamos pronto en casa. Andalucía está orgullosa de vosotros», trasladó Díaz a través de su cuenta en Twitter. No en vano, la Junta de Andalucía había mandado a la consejera de Justicia e Interior, Rosa Aguilar, que fue llamada a declarar como testigo. «He declarado como testigo porque me lo ha pedido el abogado de nuestros bomberos para que la jueza pudiera conocer por qué estábamos aquí y quiénes eran ellos. Qué trabajo realizan en España, en Andalucía, en Sevilla, y cuál es su compromiso con la acción humanitaria», dijo Aguilar a la agencia Efe al salir del juicio.

Todos los asistentes institucionales, entre los que, además de Aguilar, se encontraban Carmen Céspedes (PP), Verónica Pérez (PSOE), Julio Díaz (Ciudadanos), David Moscoso (Podemos) y la concejala del Ayuntamiento de Sevilla Cristina Morata, se mostraron emocionados cuando finalmente la jueza confirmó la inocencia de los acusados. Igualmente, el alcalde de Sevilla, Juan Espadas, celebró «el fin de la desgraciada historia de este litigio que nunca debería haber sido tal», felicitando a Manuel Blanco, José Enrique Rodríguez y Julio Latorre y sus amigos y compañeros, «por su aguante todo este tiempo, con la seguridad de que lo que habían hecho era digno de elogio y no de reproche». Así trasladó su «enhorabuena» a los tres bomberos y manifestó todo su «reconocimiento» a la labor humanitaria prestada por los mismos.

Por último José Amor, miembro de Proem-Aid, manifestó desde el parque de bomberos de Mairena del Aljarafe, que el escenario cuando se supo la sentencia fue de «fiesta y jolgorio» y que los recibirán como se merecen. Mejor que si les hubiera tocado la medalla de Andalucía.