Actualidad

Los estorninos toman la plaza de San Lorenzo

Al anochecer llegan las bandadas de pájaros con las molestias que representan para los vecinos por el ruido y los excrementos que producen

Estorninos sobre la Plaza de San Lorenzo - P. Y.
PEDRO YBARRA Sevilla - Actualizado: Guardado en: Actualidad

Desde hace meses los pájaros invaden la Plaza de San Lorenzo. Si ya era habitual encontrarse con demasiadas palomas en la zona, la situación empeoró con la llegada de especies invasoras como las cotorras asiáticas, que molestaban a paseantes y vecinos con su ensordecedor ruido.

Sin embargo, desde este verano, la situación se ha agravado con la llegada de los estorninos, un ave paseriforme de unos 20 cm de largo y plumaje negro, ruidosa y con un canto poco musical. Para más inri, tiene la capacidad de imitar los sonidos de su entorno y aprenderlos, con lo que ello acarrea para los oídos de los vecinos.

Especialmente se hace insoportable con las primeras y las últimas horas del día, cuando llegan las grandes bandadas con las molestias que representan por el volumen del ruido y de los excrementos que producen.

Banco de la plaza de San Lorenzo
Banco de la plaza de San Lorenzo- P. Y.

Aunque se trata de aves migratorias, de paso, la plaza se convierte en estas fechas al anochecer en un dormidero de aves, con lo que ello conlleva.

Guillermo Talero, gerente del estanco situado en la misma plaza «no la recuerdo nunca tan sucia como estos días. Ahora que han rehabilitado la parroquia, no luce en absoluto por la plaga de pájaros que hay en la plaza. Al no podar los árboles se cruzan el hambre con las ganas de comer»

Los dos bares de la zona también sufren las consecuencias, sobre todo los camareros de mesa, que son los que más tiempo deben permanecer al aire libre. Para Teresa Rodríguez, trabajadora en un comercio de la misma plaza, «lo principal es que hacen un montón de ruido, es lo más molesto de todo y la suciedad que trae: varias veces me han caído excrementos encima»

Quiosco de la plaza de San Lorenzo
Quiosco de la plaza de San Lorenzo- P. Y.

Según Mercedes Urquiza, quiosquera de la plaza de San Lorenzo, «el ruido ya no me molesta porque es puntual a primera hora de la mañana o por la tarde y ya te acostumbras. El problema es la higiene. La plaza está asquerosa por la cantidad de excrementos que se acumulan sobre el acerado de la plaza»

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios