Actualidad

Espadas: «Sevilla salda una deuda histórica con San Luis de los Franceses»

«Iluminar nuestras obras es preservar el patrimonio de nuestra historia», dice el presidente de Endesa en la apertura del conjunto monumental

José Sánchez Maldonado, Antonio Pascual, Fernando Rodríguez Villalobos, Rosa Aguilar, Juan Espadas, Borja Prado, monseñor Juan José Asenjo y Francisco Arteaga, durante la apertura, ayer, de San Luis de los Franceses
José Sánchez Maldonado, Antonio Pascual, Fernando Rodríguez Villalobos, Rosa Aguilar, Juan Espadas, Borja Prado, monseñor Juan José Asenjo y Francisco Arteaga, durante la apertura, ayer, de San Luis de los Franceses - J. SPÍNOLA

Sevilla saldó ayer «una deuda histórica», la apertura del conjunto monumental de San Luis de los Franceses tras diez años cerrado y dieciocho de rehabilitación. Y lo hizo con una inauguración de gala que se llenó y ante la cual presentaron los impresionantes resultados de la restauración de esta «joya del barroco sevillano». 2.200 metros cuadrados que incluyen iglesia, capilla doméstica y cripta entre otros espacios y que muy pronto estará abierta para el publico.

El alcalde de Sevilla, Juan Espadas, que acudió al acto del que se descolgó finalmente la presidenta de la Junta, Susana Díaz, proclamó que Sevilla saldaba ayer «una deuda histórica» al recuperar una de sus joyas arquitectónicas que además es una gran desconocida. Una recuperación que, según recalcó, ha sido posible gracias a la colaboración entre entidades y administraciones y en la que el alcalde quiso hacer énfasis. «Esa colaboración es un ejemplo de lo que podemos hacer si nos fijamos objetivos comunes», dijo resaltando también el deseo de que esta apertura sirva igualmente para «revitalizar» la calle San Luis y su entorno. De hecho, Espadas aprovechó para recordar que la Macarena será reordenada y peatonalizada. «San Luis será el nuevo escaparate de la ciudad», dijo.

Además la inauguración contó también con la presencia de la consejera de Cultura, Rosa Aguilar, el presidente de la Diputación, Fernando Rodríguez Villalobos y el presidente de Endesa, Borja Prado, el arzobispo Juan José Asenjo, el consejero de Empleo, José Sánchez Maldonado, el portavoz del PP en el Ayuntamiento, Juan Ignacio Zoido y el presidente de la Fundación Sevillana Endesa, Antonio Pascual. Se hicieron la foto de familia en el Altar Mayor y se deshicieron en halagos con la recuperación explicada por el guía artístico, Fernando Medina que lo definió como «el templo perfecto para entender la cultura barroca».

El momento cumbre fue la iluminación progresiva de la Iglesia, con acompañamiento musical. Altar mayor, retablos pequeños, retablos mayores, tambor, cúpula... Luego le tocó a la capilla doméstica que se fue encendiendo igualmente poco a poco. Una impresionante iluminación que ha supuesto una inversión de 200.000 euros aportados por la Fundación Endesa y que conlleva la instalación de 60 puntos de luz de tecnología LED que conjugan belleza y respeto medioambiental y que conseguirán una reducción del 70 por ciento del consumo. Una iluminación que resaltó el presidente de Endesa, Borja Prado, asegurando que el arte de iluminar nuestras obras maestras «es una forma de contribuir a preservar y mantener el patrimonio que nos ha legado nuestra historia». Prado dijo que esa iluminación no sólo se ha hecho «con arte», sino buscando «las técnicas más avanzadas de ahorro de energía y optimización de eficiencia».

Endesa ha desarrollado más de 500 proyectos de iluminación artística, cerca de 300 de ellos en Andalucía. «Hoy es un día importante en nuestra fundación», proclamó el presidente de Endesa resaltando que la iluminación resalta el valor de la impresionante cúpula decorada con pinturas de Pedro Valdés que «logra su objetivo de elevarse sin límite para el ojo humano», su capilla doméstica que «combina la sencillez con lo espléndido de su decoración» y el «imponente conjunto artístico del escultor Pedro Duque Cornejo en el que sobresalen su retablo mayor y los laterales».

La recuperación ha sido «una tarea jesuitica» según destacó el presidente de la Diputación

Especialmente orgulloso se mostraba el presidente de la Diputación, Fernando Rodríguez Villalobos, por participar en la restauración fruto de la colaboración de la entidad que preside con el Ministerio de Fomento además de Endesa. «Bien está lo que bien acaba», decía. E insistía en que la recuperación de una joya monumental como ésta era la culminación de un deseo. «Sevilla tenía en San Luis su eterno sueño cultural», recalcaba Rodríguez Villalobos insistiendo en el compromiso de la institución que preside con la cultura y en que el monumento ha sido «el oscuro objeto de deseo de este lado de la ciudad». Y que no fue fácil su recuperación. Una tarea que, según dijo, «ha tenido mucho de jesuítica por la minuciosidad mimo, amor y meticulosidad con la que han actuado todo los técnicos que participaron en su restauración». San Luis se incorpora «a esa nómina rutilante de estrellas que alumbran el buen nombre de Sevilla y su provincia». La Diputación ofreció el inmueble a Sevilla «una ciudad que ama sus tradiciones». Ya tiene una más que poder ver.

Unos músicos actuaron mientras se inauguraba la nueva iluminación del templo
Unos músicos actuaron mientras se inauguraba la nueva iluminación del templo- J. SPÍNOLA
Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios