Fábrica de tabacos en los Remedios abandonada por Altadis
Fábrica de tabacos en los Remedios abandonada por Altadis - J.M.SERRANO
URBANISMO

Espadas inicia con Altadis el desbloqueo de la Fábrica de Tabacos de Sevilla

El Ayuntamiento firmó este martes con la empresa un nuevo protocolo de intenciones tras dejar caducar el convenio de Zoido

SEVILLAActualizado:

El desbloqueo de la antigua Fábrica de Tabacos de Los Remedios está ya oficialmente en marcha. El delegado de Hábitat Urbano, Antonio Muñoz, y la directora de Asuntos Corporativos y Legales de Altadis, Rocío Ingelmo, firmaron ayer el protocolo de intenciones que permitirá recuperar para la ciudad este espacio, cerrado desde hace una década y en total abandono. El anterior alcalde, Juan Ignacio Zoido, ya firmó un acuerdo con la propietaria para la cesión al Ayuntamiento del edificio principal y la recalificación del resto de la parcela para usos terciarios. Pero al acceder al gobierno el socialista Juan Espadas paralizó este convenio porque lo consideraba un pelotazo urbanístico a favor de la tabaquera. Desde entonces, las negociaciones han estado detenidas hasta que hace un año se retomaron a partir de varias premisas, principalmente relativas a los metros terciarios que se pueden liberar. El Ayuntamiento exige reducir considerablemente este apartado y salvar los Jardines de Manuel Ferrand. Y esto es lo que recoge fundamentalmente el nuevo protocolo de intenciones rubricado ayer, que supone el primer paso para desbloquear la situación del complejo de la fábrica de Altadis fijando las bases que debe tener el desarrollo urbanístico. Además, el gobierno municipal exige que el proyecto definitivo se someta a un proceso de participación y se redacter cuando hayan culminado los estudios patrimoniales.

El protocolo se ha retomado una vez que Espadas ha dejado que caduque el que firmó Zoido, que tenía dos años de vigencia. Este nuevo documento, acordado entre las dos partes y aprobado en la Junta de Gobierno Local, establece que, «con carácter previo a la modificación del PGOU, se desarrollará un proceso de participación a través de un debate ciudadano en el que se aportarán ideas, sugerencias y preocupaciones que serán tenidas en cuenta». Asimismo, la Gerencia de Urbanismo de Sevilla «elevará a la Consejería de Cultura una propuesta de catálogo de los inmuebles e instalaciones del complejo para que informe con carácter previo a cualquier convenio, con unas conclusiones que marcarán los aprovechamientos urbanísticos y el diseño del proyecto».

El objetivo es «lograr un proyecto arquitectónico atractivo, patrimonialmente respetuoso y enfocado desde criterios de sostenibilidad urbana, revitalización económica y social de esta margen de la dársena urbana del Guadalquivir». En este marco, ambas partes acuerdan que «el convenio y la modificación del PGOU deben integrar el complejo de la fábrica de tabacos en la ciudad y especialmente en Los Remedios, abriendo al río la fachada urbana, articulando zonas verdes, espacios libres de uso público y garantizando la continuidad peatonal y acceso público a la ribera fluvial, en un ámbito hasta ahora inaccesible para la ciudadanía».

En lo relativo a los criterios de protección de los bienes e instalaciones del complejo de Altadis, «estos serán determinados por los informes técnicos y avalados por los órganos competentes en protección del patrimonio de la Junta de Andalucía» y también se garantiza la conservación de los jardines de Manuel Ferrand.

El protocolo prevé también la implantación de equipamientos públicos para el distrito, así como el protagonismo especial del edificio principal «con un proyecto innovador que sea capaz de generar un retorno cualitativo y emblemático para la ciudad».

Por último, el documento firmado recoge que «quedan garantizados también los usos sociales vinculados a la capilla y los espacios asociados de la Hermandad de Las Cigarreras y la cesión a la ciudad de Sevilla de los terrenos y edificaciones destinados a equipamientos públicos, espacios libres de dominio y uso público y las superficies destinadas a viarios, así como el edificio de la capilla y la edificabilidad lucrativa correspondiente».

Para 2019

La negociación para determinar los términos exactos del convenio comenzará ahora y desde el Ayuntamiento se estima que estará cerrada a lo largo de este ejercicio, por lo que en 2019 podría comenzar la rehabilitación y puesta en servicio de este edificio, actualmente catalogado como industrial por empeño del gobierno de Monteseirín y Torrijos, por el que no se ha interesado ninguna fábrica desde que Altadis lo dejó en 2007.